Un mes y medio para poder acceder a mi blog

Sólamente como anécdota, contaré la razón por la cual no he podido escribir en mi blog desde finales de septiembre hasta ahora. Quiero no solo justificar el no haber actualizado el blog (para quienes lo sigan), sino también dar a conocer mi protesta a Google por no haberme ayudado lo suficiente.
Un día decidí cambiar mi contraseña de uno de los servicios de Google que uso, sin saber que cambiando esa contraseña, se cambian automáticamente las de todos los servicios asociados a esa cuenta. El hecho es que perdí dicha contraseña nueva (no me preguntéis como), y con ella el uso de mi cuenta de gmail, y el acceso al blog.
Dió la inconveniente casualidad de que la dirección de correo electrónico que tenía como secundaria, para que me enviaran la contraseña perdida, ya no estaba disponible y no lo iba a estar jamás (ver mi entrada del 10 de julio titulada "Regreso a Internet"). Jazztel se apropió de mi cuenta sin mi permiso, y con ella iban mis cuentas de correo de años, que desaparecieron para siempre, sin posibilidad de recuperarlas).
Así pues, Google me envió la contraseña a una cuenta a la que no podía acceder.
Respondí a la pregunta de seguridad, pero claro, la respuesta la envían a tu cuenta secundaria! Después de recorrerme los centros de ayuda y foros de cabo a rabo, alguien me sugirió que contestara a un cuestionario de Google para recuperar la cuenta. Pero dichos cuestionarios son tan estrictos que, si no contestas a todo lo que te preguntan con un 100% de exactitud, siempre te responden lo mismo: "Inconcluyente. No podemos devolverle su cuenta". Pero vamos a ver, ¿Quien se acuerda del dia, mes y año en el que creó su cuenta de correo? Mis respuestas fueron correctas en por lo menos un 90%, pero eso no parece ser suficiente!
Sin embargo, si que me enviaron otro documento por correo postal, relacionado con Adsense (asociado también a mi cuenta de Gmail). Y digo yo, sabiendo que esa cuenta estaba asociada a todos mis otros servicios, no me la podían haber enviado por correo postal?
Por desgracia, no existe ningún tipo de contacto directo con un servicio de soporte, te mandan directamente al centro de ayuda, pero ahí NO ESTÁN TODAS LAS SOLUCIONES!
He tenido que contratar a un informático, el cual ha rebuscado en mi ordenador hasta encontrar la maldita contraseña. ¡Y aqui estoy otra vez!
Lo único que me gustaría decirle a Google es que está muy bien tener seguridad, pero a veces es excesiva, sobre todo cuando una persona puede probar que es la propietaria de esa cuenta, tiene todos los servicios relacionados, una cuenta de correo, un blog y una web, y una dirección postal a la que mandarle la contraseña cuando no hay otro modo posible.
En los foros he visto muchas quejas por el mismo problema que el mio, y me gustaría que Google tuviera gente leyendo dichos foros para informarse de los problemas de sus usuarios y como darles mejores soluciones, porque los hay que están verdaderamente desesperados porque no pueden acceder a sus cuentas o blogs.
Yo, por suerte, ya lo he conseguido.
¡Espero que ahora Google no me censure por haber publicado este post! Las críticas constructivas deben ayudar a mejorar un servicio, y yo, con lo que he pasado para recuperar mi cuenta, no me voy a callar. En la cabecera del blog están escritas mis pasiones: una de ellas es la libertad de expresión. Aparte de este tipo de inconveniente, también he de decir que estoy satisfecha con los servicios de Google en general, que soy usuaria de varios de ellos y me doy cuenta de que intentan mejorar y ampliar su oferta. Pero lo que he pasado con este tema ha sido desesperante, sin nadie de carne y hueso que te atendiera y pudiera darte una solución personalizada.
Google, por favor: menos robots y mas personas humanas. Gracias.

Comentarios

Las más vistas

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO