viernes, 20 de noviembre de 2009

RESCUE INK: TIPOS DUROS CON UN GRAN CORAZÓN

“Si no te gustamos por nuestra pinta, no podemos evitarlo. Pero si no eres parte de la solución, eres parte del problema, así que fuera de nuestro camino"
Joe Panz, Líder, Rescue Ink

Con estas palabras hacen su declaración de intenciones los Rescue Ink, o "Tinta al rescate", un grupo de tipos duros tatuados, en sus motos, con la misión de salvar animales en peligro. Si me los encuentro al doblar una esquina, me pongo a temblar, aunque desde luego, solo si no los conozco. Cuando ves a pequeños animalillos, en sus enormes brazos, después de haber sido rescatados de algún desgraciado que les maltrataba, no puedes evitar una sonrisa de ternura, tan amplia como sus espaldas.

En una ciudad como Nueva York, con más de 20 millones de habitantes, miles de animales son maltratados, abusados, amontonados, y abandonados; no solo gatos y perros, sino incluso serpientes, loros, cocodrilos, y todo tipo de animales exóticos. Hace unos ocho años, varios tíos duros de los barrios bajos, que frecuentaban garitos y estudios de tatuajes, descubrieron que les unía su pasión por los animales. Formaron entonces un grupo de rescate como no existe otro. Algunos de ellos tenían un pasado oscuro, pero buscaron su redención en esta misión de salvar animales de las "garras" y el abuso de algunos violentos humanos.

El grupo se compone de porteros de discoteca, guardas de seguridad, y un policía retirado del departamento de policía de Nueva York. Están en guardia las 24 horas del día, y manejan los casos de una forma muy particular y especial. No son de una protectora de animales, o de algún grupo de caridad, solo son unos tíos que adoran a los animales, y no permiten que se abuse de ellos. Si se enteran de que estás maltratando a un animal, sea tuyo o no, irán a tu casa y te convencerán de que no debes volverlo a hacer. Sin violencia, ni falta que les hace. Una mirada suya, y necesitarás cambiarte de ropa interior.
Da un gozo especial, el ver a estos tremendos hombrones, en misión de rescate, abrirse paso en la casa de alguien que está maltratando a su perro o gato con toda impunidad, y llevarse al animal, con la amenaza de una nueva visita si se vuelve a repetir algo parecido. Y las caras de terror de los desalmados, que ven como se les acaba el chollo del maltrato gratuito y sin consecuencias... es impagable!!

Que gran diferencia con otros que se llaman a sí mismos "hombres". El hombre de verdad no es un ser sin sentimientos, que hace daño, que nunca llora ni muestra compasión. El hombre de verdad es el que respeta y se hace respetar, mediante acciones nobles y altruistas, y decisiones justas y valientes.

¡Ya quisiera yo ver por estas tierras a un grupo de moteros con una misión tan noble... aquí de verdad que necesitamos unos "Rescue Ink, pero YA! Siendo España uno de los países europeos con cifras más altas de abandono y maltrato animal (además de humano), nos vendrían muy bien unos cuantos grupos de estos ángeles gigantes, poniendo en su lugar a más de un pijo chulito matando gatos por diversión y colgándolo en YouTube, y a más de un cazurro pueblerino pegando palizas a su perro. ¡Cuanta mierdecilla humana tenemos por estos lares!

Desde este humilde blog hago un llamamiento a duros moteros amantes de los animales: ¡¡Queremos una versión española de RESCUE INK!!