viernes, 21 de diciembre de 2012

¡¡¡FELIZ FIN DEL MUNDO!!!


¡Bueno, parece ser que ya está aqui! ¡El tan cacareado fin del mundo! La verdad es que, se piense como se piense, en relación a este tema, uno no puede evitar el sentirse abrumado por tanta y tan diversa opinión, reacción, y preparación para el día en que supuestamente cesará de existir el mundo tal y como lo conocemos.

El tema es agridulce. Por un lado, los que no creemos en una catástrofe universal que acabe con todo, o casi todo, tenemos un divertimento especial en la visión de las variadas historias y predicciones que circulan por internet, la televisión, y demás medios, y con los que uno se puede pasar horas, asombrándose a cada minuto de todo el jugo que se le puede sacar a un acontecimiento que ni siquiera fue predicho como tal, sino que ha sido una mera interpretación.

Y por otro lado, asusta y entristece comprobar cuanta gente ha sucumbido a la creencia de que esto realmente es el fin, y se ha pertrechado con todas las provisiones y medios de supervivencia que su dinero ha podido comprar, o directamente, se ha quitado la vida, incapaz de enfrentarse a la destrucción que, en su mente, era la cruel realidad. Mi corazón siente tristeza por esas personas, frágiles y sensibles. Pero ha llegado la hora de ser fuertes.

Así, entradas ya las 00:00 del día 21 de Diciembre de 2012, pronto las 12:12 - 21/12/12, (para quien disfrute de la numerología y su significado), reporto que de momento, en mi pequeña zona de nuestro pequeño planeta, todavía no ha ocurrido nada :)

Y si ocurre, que me pille durmiendo... dulces sueños de salvación. En fin, amigos y lectores, que aquí seguimos, y con suerte y buena voluntad, aquí seguiremos, luchando por las causas justas, por la expansión de la conciencia humana, por el cambio en el destino humano, siguiendo las creencias de los Mayas, que medían el tiempo en ciclos, y consideraron este día como el inicio de una nueva era.

Que esa nueva era signifique realmente una nueva dirección en la evolución de la raza humana, en forma de espiritualidad, de la expansión de la conciencia, para bien de todo ser que habita este pequeño puntito azul en el inmenso universo, solo depende de Uno: todos y cada uno de nosotros. Las circunstancias que nos han llevado a este punto en la historia, el largo y tortuoso momento amargo que estamos viviendo, han desencadenado un nuevo sentimiento global: esto no puede continuar así.  El sufrimiento incesante de personas y animales, la injusticia, la corrupción, la destrucción de valores, el egoísmo cerril y la ambición extrema, el miedo, la enfermedad, el colapso económico, el caos...

Yo, por mi parte, soy sinceramente optimista. Los cambios que voy viendo, en la actitud de las personas, que no en las masas, me anima a pensar que todos los grandes cambios en la historia comenzaron por un pequeño grupo de personas, "rebeldes" "locos", "visionarios", como se los quiera llamar... pero con la fuerza y capacidad suficiente para hacer ver a los demás la injusticia, a luchar contra ella, y en definitiva, a lograr un mundo mejor. Y eso es contagioso... quien habla por la justicia desde el corazón, convence. Quien no tiene miedo al que dirán, a los convencionalismos, a las ideas preconcebidas, al escarnio, a las represalias, a las normas restrictivas de la sociedad, que nos coartan las libertades, la creatividad, la generosidad... quien no tiene miedo a todo eso, es capaz de cambiar el mundo. Atrevámonos. Desafiémos. Luchemos por la no violencia, en todas y cada una de sus formas, hacia cualquier ser que puebla este planeta.

La Unidad, el Todo que formamos cada mente humana, cada corazón y esencia humana, debe volver a unirse para salvar esto que está al borde del abismo. Hemos llegado al punto clave, curiosamente coincidiendo con el fin del calendario Maya: el comienzo de un nuevo ciclo, la renovación. Los eventos catastróficos producidos ya sea por la naturaleza, la crisis económica, la corrupción de la clase política, han hecho emerger lo mejor de las personas, en muchos casos. Las ayudas en forma de tiempo, dinero, o alimentos, han marcado un récord. Mucha gente se está olvidando de su egoísmo y materialismo, y comienza a sentir la desgracia de los demás en carne propia.

Por otra parte, aunque mucho mas lentamente, van creciendo los movimientos veganos antiespecistas, personas que no podemos tolerar formar parte de la más sádica crueldad: la que se produce sobre los seres más indefensos, nuestros compañeros de planeta, los animales. cada especie que forma la biodiversidad de nuestra Gaia. Cualquiera que crea en un cambio de la mentalidad humana, en la lucha por el fin de la crueldad, debe comenzar por respetar la vida más pequeña. Si esa es respetada, toda vida lo será.

Hasta que no respetemos la vida de los animales, no hallaremos la paz. Os dejo con unas citas de dos grandes sabios, para reflexionar, y un corto vídeo del gran Carl Sagan, para que nos demos cuenta de lo pequeños que somos, y lo grandes que podemos ser.

"In all the round world of Utopia there is no meat. There used to be, but now we cannot stand the thought of slaughterhouses. And it is impossible to find anyone who will hew a dead ox or pig. I can still remember as a boy the rejoicings over the closing of the last slaughterhouse.” 
En el mundo de Utopía no existe la carne. Antes la había, pero ahora no podemos soportar el pensar en mataderos. Y es imposible encontrar a nadie que despedaze un buey o un cerdo muertos. Todavía recuerdo, de niño, el júbilo por el cierre del último matadero."
H.G. Wells (1886 – 1946)

"Truly man is the king of beasts, for his brutality exceeds them. We live by the death of others. We are burial places".
Realmente, el hombre es el rey de las bestias, porque su brutalidad excede a todas ellas. Vivimos por la muerte de otros. Somos lugares funerarios.
—Leonardo Da Vinci (1452–1519)

"As long as men massacre animals, they will kill each other. Indeed, he who sows the seeds of murder and pain cannot reap the joy of love".
Mientras los hombres masacren animales, se matarán entre ellos. Realmente, quien siembra semillas de muerte y dolor, no puede recoger la alegría del amor.
—Pythagoras

"NOTHING WILL BENEFIT HUMAN HEALTH AND INCREASE CHANCES FOR SURVIVAL OF LIFE ON EARTH AS MUCH AS THE EVOLUTION TO A VEGETARIAN DIET".
"Nada beneficiará a la salud humana e incrementará las posibilidades de supervivencia de la vida en la Tierra tanto como la evolución a una dieta vegetariana"
Albert Einstein


FELIZ FIN DE LA ERA OSCURA!!! 
FELIZ COMIENZO DE LA ERA DE LUZ!!!



viernes, 14 de diciembre de 2012

EL ASUNTO DEL ROBO DE HUEVOS DE TORTUGA EN COSTA RICA: CASI CON SEGURIDAD UN HOAX

Desde este espacio tan mío, deseo pedir disculpas a los Costaricenses por haber difundido un correo que ha circulado por todo el mundo, en relación a los supuestos robos de huevos de tortuga, para venderlos a la industria turística. A veces, en nuestro celo por defender las causas para la defensa de la naturaleza, no nos paramos a comprobar si realmente el hecho denunciado es tal, o es una invención. En este caso, quien sabe con que fines. 

No soy periodista, pero quien se dedica a escribir un blog y difundir ciertas noticias, debe contrastar la información, para comprobar su veracidad. Siempre suelo hacerlo, incluso visito las páginas dedicadas a "hoaxes" para enterarme si el hecho es real o uno más de tantos engaños que circulan por internet. En este caso no lo hice. Me lancé, ya que el email me llegó de una fuente de confianza, y además las fotos y explicaciones me parecían muy reales. De hecho, todavía existen publicaciones serias donde se denuncia el tema, así que es difícil estar completamente seguro de los hechos. Pero después de haber investigado, y leído unos y otros argumentos, tiendo a creer que realmente es un hoax, y que la denuncia no es real. Casos similares ocurren y seguirán ocurriendo, seguramente por algún tipo de interés económico. Así pues, he retirado el post.

Costa Rica es un país que tiene fama de cuidar mucho su naturaleza, y no creo que las autoridades permitiesen tal delito ecológico, a la luz y vista de todo el mundo, especialmente cuando gran parte de sus ingresos procede del mismo turismo ecológico. Así pues, aún no siendo capaz de asegurar 100% si la información es veraz o no, retiro el post sobre el robo de los huevos, porque me he convencido de que es falso. Y si por una de esas, llegara a ser cierto, ya se encargará el tiempo de poner las cosas en su sitio. Lamento, una vez más, no haberme informado más profundamente antes de publicar el post, y me disculpo por el posible daño causado.

Cristina Sebastián