lunes, 23 de junio de 2014

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

Saludos a todos. Con esta entrada recobro mi blog, abandonado el pobre por circunstancias de la vida. Y lo vuelvo a retomar con una noticia a nivel local, proveniente de una muy querida amiga, y que a mi juicio merece una amplia difusión, por ser un testimonio directo y esperanzador. Se trata de una curación que podríamos llamar milagrosa, pero que realmente no lo es, ya que se llevó a cabo de una manera natural, sin medicaciones ni productos químicos dañinos.

El protagonista, un galgo casi moribundo. El ingrediente, un suplemento natural excepcional, que fue prohibido antes de ser conocido, como una gran cantidad de productos de la medicina natural, desacreditados, ignorados, o vilipendiados solo porque van en contra de los intereses de las multinacionales farmacéuticas, como viene ocurriendo de manera cada vez más intensa, desde hace ya muchos años.

El nombre, MMS, o "Miraculous Mineral Supplement" (Suplemento Mineral Milagroso). Su descubridor, Jim Humble, incluso puso a disposición del público la fórmula para fabricarlo en casa. El no estaba interesado en el dinero, (como todos los  que han ofrecido gratuitamente sus descubrimientos a la humanidad y acabaron desterrados, o asesinados), y también tuvo que desaparecer de los Estados Unidos, donde la poderosa industria farmacéutica gobierna más allá del mismo gobierno. Como tantos doctores que han encontrado curas naturales para el cáncer y han tenido que emigrar a México, donde la todopoderosa y corrupta FDA no llega a extender sus tentáculos.

El descubrimiento del MMS llegó casi por casualidad. Jim Humble (un apellido que le sienta que ni pintado -Humble significa Humilde en inglés-) podría acabar con gran parte de las multibillonarias ventas de las multinacionales farmacéuticas cuyo negocio es la enfermedad (no la salud, como sería lo lógico). El MMS es el tratamiento alternativo mas completo y que mas enfermedades ha curado.

Si tenemos en cuenta las cantidades desorbitantes que se embolsa la Gran Farmacia cada año gracias a los tratamientos para el cáncer, sida, enfermedades del corazón, diabetes, etc, podemos comprender perfectamente por qué un producto tan barato y efectivo significaría el derrumbe del negocio de la enfermedad. Si los medicamentos y tratamientos tradicionales funcionaran, y curaran, la ganancia sería mínima y la industria farmacéutica no sería lo que es hoy en día: un gigante con el signo del dólar en los ojos, hambriento de billetes, un monstruo que se ceba con la mala salud de las personas, y a quien no le interesa lo más mínimo que existan tratamientos baratos e imposibles de patentar. Se acabarían los grandes viajes de negocios, los beneficios extraordinarios de los que gozan representantes farmacéuticos, médicos colaboradores y peces gordos de la industria, , las fantásticas mansiones, los campeonatos de golf y los viajes de empresa a las Seychelles.

Y se lo estamos dando todo en bandeja. Olvidándonos de que podemos hacernos cargo de nuestra salud de manera barata y natural, y elevando al médico a un trono de dios, dejamos que nos ataque la enfermedad, y luego permitimos que nos sigan atacando mediante medicamentos y tratamientos peligrosos, con infames efectos secundarios, con tratamientos químicos y radioactivos, que nos destruyen por dentro, y con la ignorancia del que no quiere admitir la maravillosa capacidad curativa del propio cuerpo, si es tratado con las herramientas que la naturaleza nos ha dado.

Pero cuando ya hemos permitido que nuestro organismo se degrade, mediante alimentos artificiales, procesados y adulterados, y otros ataques medioambientales, podemos tomar dos caminos:

Continuar envenenando nuestro cuerpo con ingredientes químicos, que no hacen otra cosa que cubrir o eliminar los síntomas de la enfermedad, o ir a la raíz del problema, atacando a este con remedios naturales que no van a causar todavía mas daño. Está claro que llegado cierto nivel de enfermedad, hay que tomar medidas radicales. La primera es una desintoxicación y un cambio radical en la dieta y las costumbres. Pero eso da mucho tema para otro post. Y en este nos estamos ocupando de uno de los más efectivos remedios curativos naturales: El MMS.

Quiero dejaros con el testimonio de mi amiga, que habla por si solo:

Mira, la persona que te digo que tenía el perro nos ha dado su mail por si quieres preguntarle algo más o si alguien desconfia.

Encontró al perro, un galgo, en un estado lamentable, no comía, extremadamente delgado, se le caía el pelo por zonas, no quería ni levantarse ya que apenas podía andar. Lo llevó al veterinario y se le diagnosticó la Leishmaniosis. Le recetaron medicación, pero ni por esas, estaba en un estado casi terminal.
 
Empezó a darle el MMs o Clorito con una jeringuilla introduciendo el preparado diluido en agua, por supuesto, en la boca…ése mismo día se levantó!!!!!

Por lo visto , cuando veía a su amo con la jeringuilla en la mano abría la boca, así que imagina!!!

El segundo día no sólo se levantaba, sino que estuvo comiendo con apetito, y cada día más y más, de hecho éste chico que vive en el campo, pone en el recipiente del agua de sus perros (tiene muchos) unas gotas de clorito y desde entonces parecen otros. Tenía también otro con parásitos que no había manera de exterminar, le dio el clorito y los expulsó todos en las heces, ahora está rollizo y sano, no como antes, que era un esqueleto.

El galgo de marras, el de la Leishmaniosis, al cabo de unas semanas se escapó, y los del pueblo le han dicho que va como un señor de acá para allá tan feliz (él se lo había encontrado y por lo visto el galgo quería su libertad), así que ya sabes.
 
Personalmente te diré que mis perros no han vuelto a tener ninguna torsión muscular desde que de vez en cuando les damos clorito y además les incluimos en su dieta el agua de mar.

Cuando les pica algún bichito o algo les produce alergia, les  damos clorito o se lo vaporizamos y…se acaban los picores y la hinchazón baja inmediatamente.
 
Yo también lo uso, de hecho, padecía de frecuentes infecciones vaginales, con los consabidos picores,etc, y estaba ya bastante harta de ovulos, etc…ahora, apenas noto lo mínimo, me lanzo dos o tres nebulizaciones de clorito y se acaba de inmediato, no después de una hora o de cinco minutos…no…de INMEDIATO!!!

Mi marido ha acabado con lo que le diagnosticaron como “alergia demorada por presión” y también con sus lumbalgia frecuentes y dolorosas, al igual que yo con mi horrible cervicalgia. También solía tener de vez en cuando aftas bucales por los nervios, pero desde que tomo clorito y agua de mar….ni sé lo que son!!!

Te aseguro, Cris, que es verdaderamente milagroso, y es horrible que por culpa de las putas farmacéuticas y los intereses económicos de unos pocos, la humanidad no pueda ser una humanidad sana.

Pues aquí termina el testimonio. Yo creo que impresionante. Uno no se acaba de creer ciertas cosas hasta que las escucha de primera mano, y os aseguro que personas tan íntegras y honestas como la que relata estos hechos, he conocido pocas.

Hasta hace poco os pedía que me escribiérais para poneros en contacto con la persona que ha tenido la experiencia, pero a partir de ahora, os ruego consultéis vosotros mismos la información en internet, que hay mucha, de verdad. La persona que tuvo esta experiencia no puede recibir más consultas, por temas personales. Por eso, os sugiero con todo el respeto y el cariño que me merecéis, porque haríais lo que fuera por vuestros amigos caninos, que investiguéis bien en la red, que hay información para parar un carro. Yo personalmente no vivo con perros, sino con gatos, por lo que no os puedo servir de mucha ayuda. Os ruego que leáis el comentario de Pedro, quien tuvo la experiencia, al final de este post.

Desde estas líneas quiero darle las gracias por su ayuda personal a la gente durante todo este tiempo, porque realmente se ha involucrado y ha querido dar el tema a conocer. ¡¡Muchas gracias Pedro!!

Realmente espero que podamos difundir entre todos las bondades del MMS, que a tantas personas y animales ha ayudado y continúa ayudando, sin dejarnos el presupuesto ni meternos venenos, como hacen cada día tantas personas que por ignorancia se atiborran de pastillas, que a su vez tanta gente están matando.

¡Que dejen a la gente de una vez hacerse cargo de su propia salud, y si quieren prohibir cosas que matan, que prohíban el tabaco!

¡Un abrazo a todos!

https://www.facebook.com/nutriconsultadecrisvegan
Para saber mas del MMS os aconsejo este magnífico artículo: http://lahoradedespertar.wordpress.com/2012/05/12/el-mms-la-historia-de-un-remedio-universal-que-ha-sido-prohibido-antes-de-ser-conocido-publicamente/


INFORMACIÓN ADICIONAL:

Dado el interés suscitado por el testimonio, y por la cantidad de peticiones de información que he recibido, voy a publicar aqui mismo el protocolo que encontró nuestro amigo Patxi, que ha querido compartir su experiencia. Aunque ya le he felicitado personalmente por la curación de su perra Duna, quiero una vez más expresar mi alegría por la excelente noticia, y deseo con toda mi alma que haya muchas curaciones más! Y si las hay, que las habrá, que las compartáis con todos, para que cada vez mas gente se pueda beneficiar del MMS, y pueda curar a sus queridos compañeros caninos de esta enfermedad hasta ahora calificada de "incurable".
Esto es lo que nos cuenta Patxi:
La información que aparecía en varios sitios recomendaba 2 gotas por toma por cada 25 kgs de peso del animal. El 1º día como andaba asustado y veía que estaba realmente mal, comencé por 3 gotas por toma (Duna pesa sobre los 30 kgs). Pero aparte de que ella me mostraba rechazo, Pedro también me aconsejó bajar las dosis. En nuestro caso y para esos 30 kgs de peso, encontramos que con 10 gotas de mms diarias, es decir, diluídas en más o menos 250 mls de agua para ocho tomas era lo que ella llevaba bien. Esto equivale a poco más de una gota (1,25) por toma. A veces intentaba ponerle un poco más y ella me iba mostrando. Como usamos una jeringuilla pequeña, cada toma nuestra lleva varias jeringuillas (si se pone poca agua, el concentrado es mayor y si se pone mucha, son demasiadas jeringuillas, cada toma lleva unos 25 ml de agua) . Cuando en las últimas jeringuillas de cada toma me apartaba la cara o cerraba la boca, ya me estaba indicando que quería menos. Jugué con 15, 13, 12 y 10 gotas diarias según veía que toleraba. Pero también es verdad que Duna es un pedazo de pan y que cuando muestra sus sensaciones desagradables es que son realmente desagradables. Quiero decir que con otra clase de perros o animales menos predispuestos a colaborar la cosa se debe complicar para saber qué es lo apropiado.
Por eso en el comentario me limité a las 10 gotas por día y recalqué el uso del sentido común. Si hubiese seguido el consejo de las dos gotas por toma por cada 25 kilos, yo que peso cuatro veces más, tendría que tomar 8 gotas por toma y eso sería una burrada.
Si alguien te pregunta, mi sugerencia es:
empezar de menos a más, para Duna (30 kgs), 2 gotas por toma era mucho. Entre 1 y 1,5 gotas le iba mejor.
estar atentos a sus señales, mantener una hora entre toma y toma, si lo que le afecta es severo, aumentar de 8 a 10 o 12 tomas diarias. Al mes hemos reducido a una toma por la mañana y otra por la noche de 2 gotas por toma.
********************************************************************************************

Este es el documento proporcionado:

PROTOCOLO

-->
Hay dos formas básicas de darles una dosis a los animales.
1) "Plan A" – dele una dosis al animal dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche con MMS1 ó 2 como se indica a continuación. Esto resolverá la mayoría de los problemas resultado de una enfermedad de cualquier tipo de animal.
2) El Plan B es para resolver enfermedades causadas por virus. Es mucho más intenso, pero ha sido un éxito casi siempre. No recuerdo un momento en que no funcionó. Pero ha habido quienes lo hicieron mal, y luego no funcionó. Se trata de una dosis de MMS durante por lo menos 8 horas cada día. Plan A Normalmente, mi sugerencia para alguien que se enferma sería dar una dosis de 4 a 6 gotas, espere una hora, y después dé una dosis similar, haciendo esto de manera que puedan ir a dormir después de la segunda dosis. Ahora recuerde, para animales estamos hablando de 2 gotas por cada 25 kg de peso corporal. Así que si
En kilogramos que sería una dosis de una gota por cada 11 kg.
• Añada 5 gotas de ácido cítrico al 10% por cada gota del MMS-1 que esté utilizando y espere 3 minutos; O
• Añada una gota del ácido cítrico al 50% por cada gota del MMS-1 y
Espere sólo 20 segundos. A continuación, añada el agua, 2 onzas por cada gota del MMS Utilizada. Para las enfermedades "de todos los días" causadas por bacterias en lugar de virus, puede utilizar dos dosis al día y por lo general esto se hará cargo de las cosas. Si el animal no parece estar mejorando en 2 ó 3 días, usted debe asumir que el problema es causado por un virus o por otros microorganismos más fuertes que las bacterias. En ese caso, vaya al Plan B. Si el animal está tan enfermo que está acostado, tendrá que darles la solución de una manera u otra. Un tubo en la garganta de una botella de agua o incluso en el recto puede hacer el trabajo. O si usted podría conseguir que su veterinario lo hiciera de acuerdo con estas instrucciones, probablemente sería lo mejor. Algunos de ellos no quieren hacerlo al principio, pero por lo general entrar en razón. Si usted va a intentar MMS2 en lugar del MMS1, utilice un tamaño de cápsula cero por cada 150 libras (70 kg) de peso corporal. De esa dosis una vez, espere 2 horas y luego de una segunda dosis del mismo tamaño. Hágalo de nuevo a la mañana siguiente y por la noche. Inténtelo por uno o dos días más dos veces al día. Eso debería curar a la mayoría de los animales, pero si no están bien muy pronto, siga con el plan B (en busca de virus y enfermedades más difíciles). Plan B (Enfermedades difíciles) Las enfermedades causadas por los virus requieren un flujo continuo de dosis durante un periodo adecuado de tiempo cada día. Básicamente lo que se necesita es una dosis del MMS1 cada hora, y otra de MMS2 cada dos horas durante un período de al menos 8 horas, pero 10 ó 12 horas es aún mejor. Los resfriados y la gripe son normalmente causadas por virus y por lo tanto tendrá que tratar a su animal cada hora durante un día o dos, o incluso más tiempo.
El VIH / SIDA en las personas requiere una dosis cada hora durante 8 horas al día, durante 3 semanas. No hay duda de que los animales tienen enfermedades que requieren un tratamiento similar. Los resfriados y la gripe se resuelven generalmente en el primer día, si no los dos primeros días. Los resfriados son generalmente causados por un virus y por lo tanto a veces requieren el tratamiento más intenso si se han establecido. Pero siempre he encontrado que los animales sanan más rápido que los humanos y por lo tanto si el animal tiene buen aspecto, normalmente se puede asumir que está bien. La razón para el tratamiento por hora se da en el capítulo 13 en los Protocolos 1000 y 2000. Pero déjenme decir que tarda varias horas de contacto con el MMS para matar los virus. Por lo tanto, cualquier infección viral requiere un tratamiento por hora y por cuánto tiempo depende de la potencia del virus. La mayoría estará bien en varios días o el primer día, pero algo realmente grave podría llevar una semana o dos. El cáncer puede tomar más tiempo. Normalmente nunca le dé a su animal más de una gota del MMS1 por cada incremento (50 libras o 25 kilogramos) de peso corporal. Pero eso es cada hora durante 8 horas al día. Si el animal está súperenfermo, tendrá que seguir adelante y añadir las cápsulas del MMS2. Así que usted puede ver que esto es un poco diferente al tratamiento de personas. Yo estoy sugiriendo que use el MMS1 por hora y sólo use el MMS2 cuando parece que el animal está muy enfermo. Cualquier animal que está muy enfermo, acostado, o tiene cáncer u otras condiciones graves, realmente necesita el tratamiento por hora. Si le hace estar más enfermos, reduzca la dosis a media gota cada 2
horas, o incluso un cuarto de gota por cada 2 horas (por cada 50 libras o 25 kilogramos de su peso corporal), pero por lo general van a ser capaces de tomar una gota por hora por cada 50 libras de peso corporal. Si tienen cáncer y otras cosas malas, agregue el MMS2 en una cápsula cada dos horas. En este caso estará haciendo los dos, MMS1 y 2. Siga así hasta que el animal está bien. En el caso del cáncer, usted tendrá que usar más de una gota por cada incremento de peso corporal. Use todo lo que pueda pero no haga que el animal se ponga peor. Si el animal se pone peor, pare hasta que vuelva a estar como estaba cuando empezó y luego empiece de nuevo con una cantidad menor.

Dosificando Animales
El cálculo de la dosis correcta es fundamental así que por favor tenga cuidado. Este párrafo abarca la administración de animales desde el tamaño de un elefante hasta el tamaño de una rata. Dividimos al animal en partes de 50 libras (25 kg). Luego calculamos cuántas gotas darle al animal por cada incremento de 50 libras de su peso. Por ejemplo, si el animal pesa 100 libras y vamos a darle una dosis de 2 gotas, serán 4 gotas. Eso es 2 gotas por cada incremento de 50 libras de peso corporal.
• Si una vaca pesa 500 libras, que serían 10 incrementos de cincuenta libras. Si se le diera una dosis de 2 gotas, se deduce que dos veces 10 serían 20 gotas lo que se le daría a este animal.
Espero que eso esté claro. Si digo: "Dale a un caballo de 500 libras una dosis de 3 gotas", le daría al caballo 30 gotas. Por supuesto, si un animal pesa 25 libras, que es la mitad de un incremento, y le quisiera dar una dosis de 2 gotas, sólo se le daría una gota. Recuerde que todas estas gotas deben estar activadas. Lea a continuación.

Usando MMS1 en animales
Para darles dosis a los animales, siempre estamos hablando de usar el MMS1 en la forma que se vende actualmente. Eso es clorito de sodio al 22,4%. No se deje engañar si la botella dice 28% de polvo de clorito de sodio. Eso es cierto, pero el polvo es sólo 80% clorito de sodio. El ochenta por ciento del 28% es un 22,4%. Cuando se utiliza MMS1, asegúrese siempre de que se activa con ácido cítrico o (en caso de apuro) de vinagre. Use 5 gotas de ácido cítrico al 10% por cada gota del MMS1. Otros ácidos pueden ser utilizados, pero la mayoría de la tecnología se ha desarrollado con una solución de ácido cítrico al 10% o una solución de ácido cítrico al 50% que es más concentrado y más fácil de usar - solo una gota por cada gota del MMS1. Usted puede comprar ácido cítrico en sacos de 50 libras (sacos de 25 kg) y es muy barato. El MMS1 siempre es activado. Por lo tanto, cuando digo "dos gotas del MMS1", siempre sabrá que debe activar cada gota, ya sea con 5 gotas de ácido cítrico al 10% o una gota de ácido cítrico al 50%. Vea el Capítulo 12.
Información General del Proceso para obtener más información sobre la fabricación del MMS.
Asegúrese de añadir agua Es absolutamente necesario añadir agua al MMS1 antes de que se le
dé a cualquier persona o animal. Añada al menos una onza por cada gota del MMS utilizada. Eso no significa por cada incremento de peso. Por cada gota del MMS activado, después de esperar los tres minutos o los 20 segundos, añada una onza de agua. Eso es alrededor de un octavo de taza de agua por cada gota del MMS.
• En el ejemplo de la vaca que pesa 500 libras y ha utilizado 10 gotas del MMS1 de una dosis de una gota, se utiliza 10 onzas de agua (1 onza (un octavo de un vaso) 10 veces). Ahora una vez que el agua se ha añadido, puede alimentar a sus animales enfermos. Después de que se hayan tomado el MMS, deje que el animal pueda beber todo lo que quiera. No importa si lo que hay en el estómago del animal se diluye un poco o mucho. Todos los productos químicos MMS seguirán estando en el cuerpo del animal y será igual de eficaz.
Otro comentario: 
Para dos perras de 35 libras  de peso Deben hacer unos dosis un poco fuerte para sacar lo que esta cuasando eso. Como de 3 gotas activados y en 100 ml de agua, deben de darselo con jyringa para que se lo tomen todo. Dale asi cada hora por 2 horas, y luego le daras 1 gota activado cada hora por 5 a 6 horas. Los siguientes días deben de darle 1 a 2 gotas activado 8 veces al dia, o sea, el Protocolo 1000. Hasta que estén sanos.