“DARLE DERECHOS A LOS ANIMALES HACE A LOS SERES HUMANOS MAS HUMANOS"

Declara en entrevista exclusiva a DominicanosHoy, la doctora Leonora Esquivel Frías, Presidente de AnimaNaturalis Internacional.

¿Qué es animanaturalis.org y cuántos países participan en este programa?

“AnimaNaturalis es una organización iberoamericana para la difusión de los derechos de los animales y el vegetarianismo. Nuestro objetivo es crear una comunidad hispanohablante de gente preocupada por mejorar las vidas de los animales.
Nos centramos en tener excelente información, noticias, artículos, videos, libros, folletos y demás material. Apoyamos campañas internacionales y tratamos de salir a la calle, las más veces posibles, con mesas informativos y actos contra la crueldad hacia los animales. Nuestra sede está en Barcelona y tenemos oficinas en Chile, Argentina, Uruguay y México, así como pequeños grupos en Colombia, Ecuador y Venezuela”.

¿Qué panorama puedes darnos del estado actual de vida de los animales en el mundo?


“Lamentablemente, la situación de los animales es desesperada en todo el mundo. La sociedad los considera como objetos, o recursos a nuestra disposición. Tan sólo para comer, se matan 50 mil millones de animales terrestres cada año. Otros millones mueren en los laboratorios, en las granjas peleteras, y miles de ellos pasan toda su vida privados de su libertad en espectáculos como circos, zoológicos o acuarios. Sin embargo, el movimiento por los derechos de los animales es internacional y crece cada día.
Tomando en cuenta que es bastante nuevo –no más de 30 años- se han tenido logros y hoy día en muchos países se prohíben los circos con animales, los espectáculos que los involucren, la crianza y venta de perros. Así mismo, cada vez más gente reconoce las ventajas del vegetarianismo como una alimentación ética y saludable”.

¿Por qué deben tener derechos los animales?

“En general, los derechos se otorgan para proteger las necesidades o intereses de alguien que puede ser dañado por otro. Los seres humanos pueden ser perjudicados por otros seres humanos y al reconocerles derechos les estamos dando cierta protección.
Lo mismo debería aplicarse a los animales, ya que ellos pueden ser dañados por acciones humanas, y de hecho lo son. “Diariamente millones de animales son dañados como consecuencia de nuestros hábitos de consumo.
Los intereses que tienen los animales son al menos, el interés de evitar estados de dolor y el interés de procurarse placer. El uso que hacemos de ellos en nuestra sociedad vulnera esos intereses y por ello es necesario reconocerles protección a través de los derechos más básicos, como serían el derecho a la vida, a la libertad y a no ser torturados. También podemos hablar del derecho a no ser considerado propiedad.
“Los derechos pueden ser morales y jurídicos.
Los activistas trabajamos por implementar legislaciones más estrictas, pero también por educar a la gente sobre lo injustificado moralmente que es el uso de los animales en nuestra sociedad”.

¿Puede hablarnos de algunos ejemplos de animales que, una vez salvados, han constituido leyendas y paradigmas para seres humanos?”

“Son muy pocos los animales que han corrido con la suerte de salvar su vida y los que lo han hecho han servido para informar a la gente cómo era su vida previa antes del rescate. Sin duda un caso ejemplar es el del macaco hembra “Britches”, nacido en el laboratorio de la Universidad de California en 1985.
Fue separado de su madre al nacer, se le cocieron los párpados para mantenerlos cerrados y se le colocó un sonar en su cabeza, todo esto como parte de un estudio de 3 años de los efectos de la privación sensorial en primates. Otras 24 crías de mono estaban involucradas en el experimento.
Un activista por los derechos de los animales liberó a Britches del laboratorio cuando tenía 5 semanas. Un video documenta las pésimas condiciones en que fue encontrada.
“Este rescate causó mucha polémica por la irrupción del activista al laboratorio. Este tipo de acciones son catalogadas como delitos, no como rescates, pero gracias al video salió a la luz la realidad por la que atraviesan millones de animales en los laboratorios. La sociedad se conmocionó ante tanta crueldad y el médico fue retirado de su cargo por maltrato animal. Lamentablemente, en nombre de la ciencia se matan muchos animales innecesariamente y la sociedad es ignorante e indiferente al respecto”.
¿Cuáles son las leyes que legitiman la salvaguarda de especies, por ejemplo, las que están en extinción? ¿Cuánto se violan estas leyes?

“En los países latinoamericanos, la legislación es muy débil y se viola repetidas veces. En ocasiones la pobreza orilla a la gente a capturar y vender animales exóticos o en peligro de extinción y los gobiernos en lugar de crear más empleos lo permiten para no tener protestas de los vendedores, cuyo único medio de subsistencia es la caza ilegal. Es necesario educar a la población en un sistema económico donde los animales dejen más dinero vivos que muertos, por ejemplo, conservándolos para fomentar un turismo ecológico. Es triste, pero para los gobiernos los animales no tienen un valor per se sino dentro de una estructura económica.
“Tampoco hay instancias eficientes ante las cuales denunciar maltrato animal y las sanciones, si las hay son bajas en comparación con el delito.
“Es importante prohibir la venta de animales exóticos pero también educar a la gente para que no los compre, pues siempre habrá mercado negro en tanto haya demanda”.

¿Cómo cree que afecta al ser humano en sí mismo el trato que da a los animales?

“Cuando hablamos de derechos de los animales no estamos privilegiando a unos por encima de otros, como a veces se piensa. Trabajar por los animales es trabajar por la justicia, el respeto, la dignidad, y contra el abuso, la crueldad, la violencia, el sufrimiento. Cuando un ser humano es cruel hacia los animales, está siendo cruel hacia los débiles, los que no pueden defenderse. “Una sociedad que no es capaz de percibir el sufrimiento de los animales es una sociedad desensibilizada; además, numerosos estudios muestran la conexión que existe entre la violencia hacia los animales y las personas. La idea de los derechos de los animales pretende también hacer seres humanos más humanos”.

¿Cómo podemos ayudar a los animales?

“La ventaja que tiene este tipo de altruismo es que no nos requiere mucho esfuerzo. Como consumidores podemos decidir si comprar productos que signifiquen sufrimiento y muerte para los animales o buscar alternativas respetuosas.
“En AnimaNaturalis hay una guía de cómo ayudar a los animales y el punto de partida es modificar nuestros hábitos de consumo: optar por una alimentación vegetariana, o vegana –que no contiene productos de origen animal-, comprar productos no probados en animales, no asistir a espectáculos que los involucren y comprar materiales alternativos al cuero, la lana y las pieles. También podemos apoyar o participar en campañas internacionales, mandando correos o escribiendo cartas a empresas y gobiernos. Lo más importante es que siempre hagamos algo, nuestro silencio nos hace cómplices.
“Los animales no pueden defenderse por sí mismos, dependen de nosotros para salir de su desesperada situación. Cualquier cosa que hagamos por ellos repercute en nuestro crecimiento como personas. No seamos indiferentes al sufrimiento que está en nuestras manos evitar”.

Comentarios

Las más vistas

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO