lunes, 30 de enero de 2012

E-COLI EUROPEO: ¿ORIGINADO EN LABORATORIO?


La gran cantidad de infectados y las 16 muertes causadas en Alemania por el brote de E-coli el pasado año fueron fuente de una gran controversia. Se culpó a los pepinos españoles precipitadamente, se causó un terrible daño al sector, y aunque mas tarde se rectificó, se prohibió la importación de frutas y verduras frescas procedentes de la Unión Europea en Rusia, gran consumidor de estos productos, entre otros grandes perjuicios a los agricultores españoles.

Reinhard Burger, director del Instituto Robert Koch, dijo entonces que "quizá nunca sepamos cual fue la fuente de las infecciones".

De lo que no se habló en prácticamente ningún medio, es de como el E-Coli pudo haberse hecho resistente a ocho tipos diferentes de antibióticos, y de repente apareció en el suministro alimenticio.

Esta variación de E-Coli es miembro de la cepa O104, y este tipo de cepas normalmente no son resistentes a los antibióticos. Para que adquieran este tipo de resistencia, es necesario que estén repetidamente expuestos a antibióticos. Esto provocaría la presión necesaria para que la cepa desarrollara la completa inmunidad.

Para poder conocer los orígenes de una cepa de este tipo, se realizó un procedimiento en el código genético del E-Coli, que determinaría a que tipo de antibióticos fue expuesto durante su desarrollo. Los resultados sobre como pudo llegar a existir son increíbles:

Los científicos del instituto Robert Koch descubrieron que dicha cepa de E-Coli había estado expuesta a los siguientes antibióticos:
When scientists at Germany's Robert Koch Institute decoded the genetic makeup of the O104 strain, they found it to be resistant to all the following classes and combinations of antibiotics:

• penicilina
• tetraciclina
• ácido nalidixico
• trimethoprim-sulfamethoxazol
• cefalosporinas
• amoxicilina / ácido clavulánico
• piperacilina-sulbactam
• piperacilina-tazobactam

Esta cepa O104 tiene la particularidad de que produce unas enzimas especiales, que le dan el poder de convertirse en una "superbacteria", conocidos técnicamente como ESBL (Extended-Spectrum Beta-Lactamases), o Beta-Lactamases de Espectro Prolongado), que son enzimas que pueden ser producidas por bacterias que las hacen resistentes a las cefalosporinas (cefuroxime, cefotaxime and ceftazidime), los antibióticos más usados en muchos hospitales.

Además, la O104 posee dos genes TEM-1 y CTX-M-15 -- verdaderas bestias para los médicos y científicos desde los años 90. Son tan poderosos que mucha gente infectada sufre fallos críticos de órganos y mueren rápidamente.

Y nos preguntamos: ¿Como es posible que una cepa llegue a convertirse en resistente a tantos tipos de antibióticos, y además posea dos temibles mutaciones de genes y los superpoderes de los ESBL? El proceso es complicado, y solo existe una manera de lograrlo. Se expone la cepa a varios tipos diferentes de antibióticos, y los supervivientes se vuelven a someter a otros tantos, y así sucesivamente, en un proceso de selección genética, que consigue los elementos más fuertes y poderosos. Esto solo se puede llevar a cabo en un laboratorio. De hecho, así es como se crean las armas biológicas para los ejércitos.

¿No os preguntáis como es posible que esto ocurriera de manera natural? Esta ingeniería genética tan complicada no sucede en la naturaleza. Y más aún... ¿Porqué se usaron antibióticos en vegetales? La respuesta es clara: esta cepa solo pudo salir de un laboratorio. ¿Como sucedió? ¿Se les escapó? ¿Fue esto como una de esas películas de Hollywood en las que un malvado intenta escapar con un terrible virus, con intenciones de aterrorizar al mundo y hacerse rico y poderoso? Es curioso, pero es cierto que la vida real sobrepasa la ficción en muchas ocasiones.

Si nos seguimos preguntando, de manera realista, y como hemos hablado a veces, "CONECTAMOS LOS PUNTOS", y deducimos, analizando los acontecimientos a nivel mundial, durante los años, llegaremos a ver la gran imagen, que por su gigantesco tamaño, no acertamos a ver. ¿Que mejor manera de imponer tus soluciones, que cuando la gente te ruega que les protejas? Miedo. Haz que la gente tenga miedo de todo: el terrorismo islámico, las epidemias como la gripe A , los ALIMENTOS. Provoca el terror de las personas, y aceptarán todo lo que les quieras imponer, para "protegerlos"... Leyes aprobadas después de acontecimientos críticos, que suman a la población en un estado de miedo tal, que aceptan sin rechistar cualquier retirada de libertades por parte de las autoridades, proporcionándoles las razones necesarias para poder inmiscuirse en la vida de las personas, imponiéndoles acciones que, de otra manera, hubiesen sido directamente rechazadas.

Recordemos las recientes normativas con respecto a la medicina natural, las directivas sobre los remedios herbales tradicionales, los estrictos controles y prohibiciones de muchos suplementos naturales, recordemos el "Codex Alimentarius"...

En Europa, la EFSA sigue los pasos de la FDA de los Estados Unidos, donde los agricultores están siendo amenazados y multados por intentar promocionar sus hortalizas y frutas, por medio de folletos explicativos, donde se alaban las cualidades de los mismos, especificando las enfermedades para cuya la prevención son recomendables; donde otros han sido amenazados y multados por vender las verduras de su huerto a otros vecinos... Los vegetales y frutas son buenos para prevenir enfermedades, son medicinales. Pero si haces que la gente tenga miedo de ellos, puedes incluso prohibirlos, para su "protección", y entonces imponer sus productos modificados genéticamente, y promover los alimentos procesados y muertos, que provocarán el resultado deseado: aumento de las enfermedades y consiguiente aumento proporcional de los ya escandalosos beneficios económicos de las poderosas multinacionales farmacéuticas.

La modificación genética también contribuye al proceso de diezmado de la población: estos productos están diseñados para contaminar los alimentos, y producir esterilidad. Y aquellos que lo superen, sufrirán las consecuencias de efectos degenerativos y enfermedades, que, por supuesto, tendrán que ser tratados con drogas, que, una vez más, continuarán enriqueciendo a la industria farmacéutica, o "Big Pharma".

Si, ya lo se, aqui todavía parece que estamos un poco lejos de este escenario caótico, pero no os confiéis: el los EEUU ya es una realidad, todo esto es parte de su agenda, y Europa va directamente detrás. El mejor control de la población viene asegurado, por una población enferma y aterrorizada de lo que le pueda suceder.

Quizá os interese este dato: España se resistió a la imposición de la introducción de la modificación genética en su sistema agrícola, incluso ante la amenaza de medidas políticas por parte de EEUU. Atemos cabos: ¿Quien fue culpado del brote de E-Coli? ¿Quien sufrió un efecto devastador en su industria agrícola gracias a la culpabilidad que rápida y falsamente se le atribuyó? Las cosas cada vez están mas claras para el que quiere saber. Como decía JJ Benitez: "Quien tenga oídos, que oiga".

Por Cristina Sebastian
Foto: Ecoportal.net

domingo, 22 de enero de 2012

EL HORROR DE CRIADEROS Y MATADEROS: EL BRUTAL ORIGEN DE NUESTRA GASTRONOMÍA


La entrada de hoy me la envía un amigo, Rafa, vegano activista e incansable luchador por los derechos de los animales y el veganismo. Este amigo cuenta con toda mi admiración por todo lo que hace, porque nada le detiene, y mucho menos las personas que se enfrentan a el de la manera mas ruin y sin argumentos posibles. Y todo por una cosa: no se calla. Dice las cosas como son, y las llama por su nombre. Sin delicadezas. Sin cortarse por no herir sensibilidades. El horror sin nombre que es la vida y la muerte de millones de animales cada día, la pesadilla inimaginable que sufren día a día seres indefensos, causada por otros seres de dos patas que solo tienen vinagre en las venas, un corcho por corazón y un estropajo por cerebro, no se merece el que nos vengamos con miramientos.

Agradezco sinceramente a Rafa este relato escalofriante, que no es ni mas ni menos, la realidad cotidiana de lo que ocurre en estos lugares siniestros. Espero que esto abra los ojos y el corazón de más de uno. Con que lo haga a una sola persona, ya habrá valido la pena.

Cristina

ESCENAS OLVIDADAS

Muy cerca del lugar en el que vivo hay uno de esos inmensos e inmundos cebaderos en donde se hacinan miles y miles de cerdos esperando el momento en el que vayan a por ellos para ir al matadero. Cada mañana, a primera hora, van las personas y empiezan a cargar camiones de estos pobres y asustados animales. Será la segunda vez en sus vidas que se encuentran con personas, la primera fue cuando de muy jóvenes se acercaron a ellos para cortarles los testículos, el rabo, y arrancarles sus dientes, todo ello en vivo, sin anestesia alguna. Esta segunda vez, sin embargo, será la última ocasión en que tendrán la 'fortuna' de encontrarse con personas. Entre esos dos momentos, solo 'viven' engordando, y sin apenas poder girarse sobre sí mismos, rodeados por todas partes de sus excrementos.

En ese momento de su partida, los cerdos suelen ser subidos al camión deslumbrados por la luz del sol debido a que es la primera vez en sus 'vidas' que la reciben de una forma directa, como también es la primera vez que recorren un espacio que les hace andar unos pocos pasos más de lo que hasta ahora les permitía su insufrible encierro en un receptáculo infecto, oscuro, pestilente y minúsculo en el que ha transcurrido su desgraciada 'vida'. Mientras, muertos de miedo (no intuyen nada bueno) son conducidos por las personas a ese vagón de la muerte a base de patadas, golpes con barras de hierro, escupitajos y asquerosos gritos con expresiones tales como "tira pallá hijo de puta", "me cago en tus muertos", "venga ya, cabrón, que te queda poco que dar por culo", y algunas más de ese cariz.

Así, los cerdos no dejan de apelotonarse en las pequeñas jaulas del camión al mismo tiempo que emiten unos gritos de una forma tan espantosa y desesperada que si estuvierais por los alrededores no podríais soportar. Las personas, entretanto, están riendo y hablando de sus cosas: del partido de anoche en el Canal Plus, de la fiesta que se pegaron el viernes, de sus turnos de trabajo... pero mientras, al mismo tiempo, y siempre, siempre, sin dejar de escupir a los cerdos. Esos mismos cerdos que van quedando apilados los unos contra los otros en las jaulas de transporte de manera que, los que no resultan casi aplastados, no pueden ni siquiera mover la cabeza. Pero es que lo peor de todo es que el piso de jaulas más alto del camión queda normalmente vacío. Al acercase uno a la escena puede comprobar como esos cerdos están llenos de mierda hasta el punto de no saber qué color pudieran haber tenido cuando nacieron, ya que ese detritus se aposentó de tal manera sobre ellos que ha pasado a formar parte de su cuerpo.

Pero uno también puede observar desde la cercanía la mirada de cualquiera de esos pobres e inocentes animales, os recomiendo que lo hagáis cuando os encontréis uno de estos camiones parado en una gasolinera o cuando estéis adelantándolo en una autovía. Y ante esa mirada, que encierra todo el sufrimiento y la vejación a que alguien se pueda ver sometido, cualquiera que sea portador de una mínima sensibilidad -no mucha- percibirá que ningún ser vivo merece una existencia y un trato tan cruel, tan sádico, tan despiadado y tan desalmado como el que las personas le deparan a esos pobres animales. Tan humano... verdad?

Por cierto, una vez cargados en el camión, las personas comprueban que todos los cerdos han salido de su barracón y a aquellos que no lo han hecho porque han muerto al no haber sido capaces de soportar un infierno y un dolor de tal envergadura, los sacan ellos mismos de mala manera y los dejan tirados a la vista de cualquiera que pase por allí, con el mismo (nulo) respeto y cariño con el que han sido tratados durante toda su 'vida', tal y como podéis comprobar en las fotos que se adjuntan. La banalidad del mal. Si esa es la forma mediante la cual se nutren las personas, no es de extrañar el grado de miseria e infelicidad que suelen arrastrar consigo.

Ante comportamientos así, aceptados y asumidos por (casi) todos, tendrá que ser verdad que esta vida no tenga sentido alguno, y que, verdaderamente, no haya nada más después, porque para aquellos que así lo crean y que a pesar de conocer la atrocidad que existe detrás de lo que comen, sigan tolerando, ignorando y alentando con sus actos y hábitos de alimentación que esta práctica despreciable, sanguinaria y moralmente repulsiva e inaceptable se siga perpetrando día a día, no creo que, precisamente, les esté deparado un lugar de privilegio en esa "otra vida" a la que probablemente aspiran. ¿O es que existe alguna excusa que justifique tamaña degradación? Porque uno continúa sin explicarse cómo la mayoría de las personas siguen sin querer afrontar -y repudiar- la cruda y cruel realidad que hay detrás de lo que tan asépticamente se exhibe en los estantes de los supermercados. Eso sí, a menudo nos escandalizamos cuando se quema una bandera o un retrato del rey, o porque se permita que se casen dos personas que, aún queriéndose, son del mismo sexo... Y se tachan esas conductas de incivilizadas o inmorales. Tan humanos, verdad?

Los dueños de esos centros de tortura perenne y gratuita, y sufrimiento sin límite tienen dedicados parques, paseos, colegios y diversos centros culturales a su nombre, además de diversas medallas, condecoraciones y la admiración y el reconocimiento de todas las personas que cuando van a hacer la compra tienen escenas olvidadas, como las que acabo de relatar. A los que toman conciencia, se apiadan y se posicionan frente a tamaña masacre e indignidad nos dicen que somos unos raros. Tan humanos... Puaggggg!!!!!