VITAMINAS, MINERALES Y OTROS NUTRIENTES: LA IMPORTANCIA DE COMER ECOLÓGICO


Las vitaminas y minerales son esenciales para la vida. Uno de los tema controvertidos en lo que respecta a las necesidades humanas, es el de cuanto en realidad nos hace falta. ¿Cuales son las cantidades necesarias? ¿Es adecuada la RDA (Recommended Dietary Allowance -dosis dietéticia/diaria recomendada-)? ¿Es recomendable tomar suplementos para aumentar la dosis? ¿Sustituye una pastilla la ingestión de vitaminas en su forma natural? ¿Cual es la dosis máxima segura?

Todas estas preguntas son las que se hace la persona que es consciente de su salud, y quiere ir mas allá de una dieta equilibrada, para asegurarse una salud más sólida, en estos tiempos de tanta carencia de nutrientes.

Porque no es lo mismo la carencia de alimentos que la carencia de nutrientes. Una gran mayoría de personas hoy en día está tan poco nutrida como lo pueda estar una persona en un país pobre del tercer mundo. ¿Te extraña? ¿Piensas que una persona con exceso de peso está bien nutrida? Todo lo contrario. En muchos casos, ese tipo de personas siente la constante necesidad de comer, precisamente por la carencia de nutrientes en su organismo. Al no recibir los elementos esenciales para mantener la salud, el cuerpo sigue alertándoles con la señal de hambre, porque está en estado de alarma, al no poder detectar las vitaminas, minerales, y aminoácidos esenciales que necesita para mantener todos sus sistemas funcionando como es debido, y defenderse de las crecientes agresiones de la vida diaria.

El hecho de ingerir alimentos no significa necesariamente ingerir nutrientes. Una gran parte de los alimentos que se venden en un supermercado son perjudiciales para la salud, precisamente por la falta de aquellos.

Las recomendaciones actuales (RDA) Recommended Daily Allowance, o Cantidad Diaria Recomendada, son anticuadas y no están adaptadas a las condiciones existentes hoy en día. No se tienen en cuenta hechos como la carencia de nutrientes en los suelos, debido a los métodos modernos de cultivo, y la sobreexplotación de las tierras. Desgraciadamente, las excesivas generaciones de frutas y vegetales, cultivadas de manera súper rápida, tan poco natural, que han ido creciendo y adaptándose a los pesticidas, a los que muchas son resistentes hoy en día, junto con los cultivos intensivos, que han despojado a las tierras de prácticamente la totalidad de nutrientes, son hoy en día alimentos con muy poco poder nutricional, definitivamente no suficiente para garantizarnos una vida libre de enfermedades.

En un estudio realizado en el departamento de química y bioquímica de la universidad de Austin, Texas, publicado en 2004 en el Journal of the American College of Nutrition (Revista del Instituto Americano de Nutrición), concluyó, después de estudiar los datos nutricionales de 1950 y 1999, proporcionados por el departamento de agricultura, sobre 43 frutas y verduras diferentes, que la cantidad de proteína, calcio, fósforo, hierro, riboflavina (vitamina B2), y vitamina C, habían decrecido considerablemente durante los últimos 50 años. Achacaron esta circunstancia a que los agricultores, presionados para producir mas, comenzaron a utilizar métodos diseñados para mejorar el tamaño, la rapidez de crecimiento, la adaptabilidad al clima, y la resistencia a los ataques de plagas, en detrimento del poder nutritivo. sus esfuerzos se concentraron en esto, sin prestar prácticamente ninguna atención al mantenimiento de los nutrientes en las cosechas.

Afirman que, aunque no se estudiaron los niveles de otros minerales esenciales como el magnesio, el zinc, y las vitaminas B6 y E, es muy posible que también hayan decrecido de la misma manera, por lo tanto hacen falta mas estudios para informarnos de exactamente que está faltando en las cosechas de hoy en día.

La asociación de consumidores de productos orgánicos cita otros estudios parecidos: un estudio del Instituto Kushi sobre datos de nutrientes informó de que entre 1975 y 1997, bajaron los niveles de nutrientes en vegetales de manera considerable:

Niveles de calcio: 27%
Vitamina A: 21%
Hierro: 37%
Vitamina C: 30%

Otro estudio realizado en Gran Bretaña, con datos desde 1930 a 1980, publicado en el British Food Journal, (Revista Británica de Alimenación), encontró que en 20 tipos de vegetales, el calcio había bajado en un 19%, el hierro en 22%, y el potasio en 14%. Otro estudio concluyó que una persona hoy en día tendría que comer ocho naranjas para poder absorber la misma cantidad de vitamina C que nuestros abuelos hubieran obtenido de una sola.
Y eso era hace ya casi 25 años, imaginad como estará la cosa ahora. En la gran mayoría de tierras de cultivo ya no existen ciertos minerales esenciales, y quedan muy pocas vitaminas. Ya nadie utiliza el sistema de barbecho, el método usado en otras épocas, para devolver a la tierra su poder nutricional, esto significa dejarla descansar durante uno o dos años, y cultivar otra parte de ella, alternándolas, y consiguiendo así una cosecha con todas las propiedades. Y no solo no se utiliza ya el sistema de rotación, sino que el fruto de la tierra se recoge sin haber madurado, con el propósito de que madure por el camino, sin tener en cuenta que el punto de maduración óptimo se debe conseguir mientras el fruto está en el árbol, y al sol, y no antes. Así son los frutos y vegetales producidos de manera artificial, con un suelo casi sin vitaminas y minerales, cargados de pesticidas, y sin poder madurar de manera natural, los productos con sabor a cartón que se nos ofrecen en los supermercados, y tan vacíos de propiedades como el mismo cartón. ¿Alguien se extraña entonces de que casi todo el mundo esté desnutrido?

Para poder conseguir la cantidad de vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita, mediante las frutas y verduras que podemos encontrar en el supermercado de turno,  tendríamos que pasarnos el día atiborrándonos de ellos. Y a los organismos encargados de velar por nuestra salud solo se les ocurre decir que tomemos 5 raciones diarias.... ¿están de broma? Sus recomendaciones solo sirven para MANTENERNOS CON VIDA, y no morir, pero ¿y la salud óptima y perfecta? ¿Quien nos habla de ellos, quien nos aconseja? Nadie. Al igual que cuando somos padres por primera vez, nadie nos ha enseñado a criar y educar un hijo, y nos tenemos que buscar la vida, no? Tenemos que aprender por nosotros mismos, e intentar hacerlo lo mejor posible. La vida de nuestro hijo va en ello. De la misma manera, nuestra vida es lo que nos jugamos, si no aprendemos como cuidar este vehículo que se nos ha dado para andar por este mundo sin problemas.

Por esta razón, debemos ser conscientes de como nos alimentamos, y de lo que debemos hacer para compensar las carencias. La pandemia de nuestro siglo es la malnutrición. Y es triste e irónico, a la vez que paradójico, que parte del mundo se muera por malnutrición debida a falta de alimentos (el tercer mundo), y otra parte por malnutrición debido al exceso de ellos, en formas antinaturales. La mayoría de enfermedades que afectan a la población de los países industrializados está causada directamente por la mala alimentación, la desnaturalización de la dieta.

No voy a entrar ahora en el tema del desastre que el consumo de productos animales contribuye al hambre en el tercer mundo, lo que contribuye al hambre en los países mas pobres. Esos datos ya los saben la mayoría de personas medianamente informadas. Por eso es tan desesperante ver que los derroches y caprichos culinarios que nos matan en el primer mundo, causan el hambre que mata a los del tercero. Si no queremos entrar a formar parte de las espantosas estadísticas de enfermedad y muerte, y queremos contribuir a un planeta mas justo, aparte de a mejorar nuestra salud, debemos informarnos en medios independientes, y cambiar nuestras costumbres, y empezar a cuidar de nuestro cuerpo tanto como cuidamos a nuestro coche! O nos empezarán a fallar los engranajes, las válvulas, y finalmente el motor, y nos quedaremos tirados, con suerte en un taller, sin suerte Dios sabe donde.

Para asegurarnos una salud a prueba de bomba, tenemos que dejar de lado los hábitos que tan arraigados tenemos, y comenzar a proponernos seriamente el cambiar el chip y con el, los conceptos equivocados que dominan nuestras vidas en el tema de la nutrición, y que nos están llevando a un mundo donde en las nuevas generaciones, muchos hijos van a comenzar a morir antes que los padres, debido a la espantosa manera de alimentarse de hoy en día.

Seguidamente, varios conceptos EQUIVOCADOS:

1-  Con cinco piezas de fruta y vegetales al día tenemos suficiente para estar sanos
2-  Si no podemos consumir fruta o verdura fresca, los podemos sustituir con productos enlatados o envasados
3-  No importa no alimentarse bien, consumiendo suplementos mantendré la salud
4-  Si hago ejercicio no importa que cuide tanto lo que como, el ejercicio me compensa



El número uno ya ha quedado explicado al principio. No se puede comparar la cantidad de nutrientes que nos proporcionaban las cosechas hace 50 años que los que nos dan hoy, por lo tanto, hay que aumentar considerablemente el número de piezas que consumimos cada día. Cinco piezas es lo mínimo para no enfermar, pero de ahí a tener buena salud, va un trecho.

El número dos es cosa de sentido común. Un producto envasado, ya sea en lata o en brik, conlleva unos procesos que despojan al alimento de muchos nutrientes. en la mayoría de casos, y a los productos enlatados se les suele añadir sal, ya presente en la mayoría de alimentos procesados, y que solo consigue que la gente consuma un exceso de sodio sin a veces saberlo. Hay que tener también en cuenta el hecho de que muchas latas están recubiertas en su interior por los infames bisfenoles.

Datos sobre los alimentos enlatados o envasados en brik:
  • Los alimentos enlatados pierden su poder nutritivo: vitaminas y minerales desaparecen gracias a los procesos de cocinado y esterilización. Para ello se requieren temperaturas de más de 115 grados Celsius , durante por lo menos 30 minutos.
  • Los alimentos deshidratados raramente se deshidratan al aire, ya que eso lleva demasiado tiempo, y a las empresas les interesa ahorrarlo como sea, sin tener en cuenta que están destruyendo lo bueno del alimento. Los métodos más comunes utilizan temperaturas de 150 grados Celsius o más.
  • El tratamiento industrial de zumos de frutas es otro potente destructor de nutrientes, además de que les suelen añadir azúcares en muchos casos.
El número tres es controvertido. Las autoridades nos avisan de que los suplementos no pueden sustituir una dieta equilibrada. Lo vemos en las etiquetas de todos los botes de vitaminas, minerales, y otros complementos dietéticos. Y es totalmente cierto. No podemos sobrevivir tomando solo suplementos, ni podemos pretender que aunque comamos fatal, nos mantendremos sanos solo con añadir suplementos a nuestra rutina diaria. Los suplementos pueden ayudarnos en situaciones de carencia, cuando por la causa que sea no podemos alimentarnos bien (por ejemplo, la gente que viaja contínuamente, que trabaja mucho y no tiene tiempo de preparar comidas equilibradas, enfermos que por circunstancias especiales no pueden ingerir la cantidad requerida de alimentos, etc. Pero lo mas importante es intentar conseguir el equilibrio mediante una alimentación adecuada.
Si, ya se que he comentado que la fruta y verdura no tiene el suficiente poder nutritivo hoy en día para proporcionarnos una salud de hierro y prevenir enfermedades, pero todo tiene su solución. También hay gente que se alimenta de manera muy equilibrada, y desea sin embargo, añadir un extra a su alimentación, para asegurarse un aporte más elevado. Esto es aceptable y razonable, mientras la persona tenga conocimientos de nutrición, y sepa lo que le conviene añadir a su dieta, sin hacerlo de manera aleatoria, porque puede ser que esté ingiriendo un exceso de una vitamina en particular, o más, sin necesitarlas, y algunas pueden llegar a ser perjudiciales si se toman en exceso.

Si uno no tiene ni idea de lo que necesita como aporte extra, lo mejor es consultar con un experto en el tema, un dietista, nutricionista, o naturópata, que le aconsejará en base a los datos que proporcione la persona sobre su estilo de vida, alimentación, y estado de salud. En principio, para todo aquel que crea que no está rindiendo lo que debería, y se encuentra cansado y débil, lo esencial es consultar a un profesional médico para que le realice un análisis de sangre completo, y localice las carencias y deficiencias. Los suplementos están muy bien, mientras se combinen con una dieta equilibrada, y se tomen con conocimiento de causa.

Una mayoría de la gente que hace ejercicio regularmente, sabe muy bien que una dieta equilibrada y muy alta en nutrientes es esencial para un mejor rendimiento. Una persona que gasta mucha energía en deportes y entrenamientos, necesita un aporte más elevado que una persona sedentaria. El gasto de energía hay que reponerlo, los electrolitos hay que reponerlos, y el daño causado por los radicales libres, sobre todo cuanto más extenuante sea el ejercicio, hay que repararlo y prevenirlo. Por ello, el hecho de que hagamos ejercicio no nos va a prevenir ninguna enfermedad, si la dieta no es la adecuada.

Los antioxidantes vivos de las frutas y verduras frescas, son de crucial importancia para luchar contra una de las causas más importantes del envejecimiento y la muerte celular: los radicales libres. Estas sustancias son naturalmente creadas por nuestro organismo, son un efecto secundario de las reacciones químicas que se producen en él. Nuestro cuerpo los usa para luchar contra las enfermedades. Son el apoyo de nuestro sistema inmunitario. El problema llega cuando producimos más de los que nuestro cuerpo puede manejar.

Es muy simple: para vivir necesitamos oxígeno. Este elemento es esencial para la salud de todas y cada una de nuestras células. Pero lo que ocurre hoy en día es que no disponemos del suficiente. Vivimos en grandes ciudades plagadas de contaminación y el aire está lleno de elementos tóxicos. Para empeorar la cosa, cada vez hay menos árboles, menos bosques, el verde de la vida, lo que nos proporciona el oxígeno vital para la salud. Por lo tanto, nuestro cuerpo, para compensar la falta de oxígeno, crea más y más radicales libres. Y ahí comienza el desequilibrio, la enfermedad. La mayoría de enfermedades no sobreviven en un ambiente rico en oxígeno. Las enfermedades degenerativas, como el cáncer, lo tienen muy difícil para progresar en un cuerpo bien oxigenado.

Otras causas de la excesiva producción de radicales libres son:

* El estrés
* El tabaco
* La inflamación
* Los elementos químicos y tóxicos en los productos de uso diario
* La radiación

Por estas razones es de tan suma importancia consumir una buena cantidad de antioxidantes cada día. Y no sirve con uno solo: mucha gente toma vitamina C, porque es antioxidante. Pero un antioxidante por si solo no consigue el efecto que la combinación de varios alcanza: cada uno tiene su función, y todos trabajan en sinergia. Hoy en día los antioxidantes son esenciales para luchar contra la enfermedad. Y la mejor fuente de ellos son las frutas y verduras en cantidad. Sin cocinar (o hechas al vapor durante muy pocos minutos, que estén crujientes), y combinándolas en diferentes maneras para que no solo sean mas efectivas, sino también mas divertidas. Ensaladas, platos de crudités, macedonias de fruta, zumos, batidos, o de cualquier manera que nos apetezcan, y cuanto mas crudo, mejor.

Aqui encontraréis espectaculares recetas, y todo crudo!! http://www.dimensionvegana.com/recetas-raw/

Podemos comer y beber todas las frutas y verduras que queramos al día, por supuesto sin freír ni calentar excesivamente. Ya hemos visto que el calor mata los nutrientes y las enzimas vivas de los alimentos. Los licuados son una excelente opción para ingerir mucha mas cantidad de antioxidantes, vitaminas, y minerales, sin tener que estar comiendo en cantidades todo el día. Los licuados llevan los nutrientes directamente al riego sanguíneo, sin tener que hacer digestión, por lo que el gasto de energía es menor.

Os dejo con mi consejo sobre como conseguir más nutrientes de manera mas efectiva:

* Licuados diarios, de frutas y verduras, preferentemente usando licuadoras de prensado en frío, que mantienen mas nutrientes vivos, y por mas tiempo. Mi licuadora por prensado en frío favorita no es barata, pero prefiero invertir mi dinero antes en mi salud que en un móvil nuevo (que además me fríe los sesos!):

 Licuadora de prensado lento Juissen



Hay licuadoras de prensado lento más económicas, por supuesto, pero como ya he dicho, prefiero invertir en algo que me va a durar mucho y me va a dar mas beneficios. La experiencia que he tenido con las baratas ha sido nefasta, al final siempre sale mas caro lo de baja calidad, como bien sabéis.

* Consumir producto ecológico. Si, es un poco más caro, pero no tanto! Y sobre todo, si se ve como una inversión para la salud. Los productos ecoógicos son mucho mas sanos, tienen las vitaminas y minerales necesarios para la salud, saben mucho mejor, porque los han madurado en el árbol o la planta, de manera natural, al sol, y no tienes que volverte loco lavándolos, porque en ellos no se usan pesticidas, de los que siempre quedan resíduos en las cosechas intensivas. ¿No es mejor dejar de comprar los refrescos de cola, las chucherías, las patatas fritas y los snacks, y gastarse un poquito mas en algo que nos va a dar una salud de hierro? Además, si la demanda de producto ecológico va aumentando, los precios bajarán, ayudaremos a los agricultores a conseguir precios mas justos, y contribuiremos a mantener al producto local. Mi granja ecológica favorita está en la isla donde vivo, Mallorca. Es todo delicioso, me lo traen a casa, y no es nada caro! Busca en internet, seguro que encuentras quien te lo traiga directamente del huerto a casa, hay muchos agricultores ecológicos que ya están dando este servicio en toda España, e imagino que en otros países también.

Aquí es donde yo pido, y estoy encantada:

http://www.possessiosongall.com/


Mi nevera: ¡¡un jardín de vida!!

* Si no os es posible, por la razón que sea, consumir suficiente fruta y verdura, intentar meter siempre algo crudo en vuestras comidas, si puede ser, antes de comer. Dejar de tomar la fruta para postre, comédla antes: la fruta fermenta muy rápido, y puede producir gas y problemas digestivos si se toma después. Intentad siempre tomar una ensalada o algo crudo antes de comer, para preparar el estómago con las enzimas digestivas que ayudarán también a asimilar los alimentos cocinados.

* Añadir un suplemento de vitamina C a vuestra rutina diaria, si no podéis tomar suficiente fruta, aunque no es lo ideal, pero si no hay otro remedio... intentad aún así, comer vegetales siempre que podáis. Tres o cuatro veces al año, consumid un multivitamínico, para ir cubriendo carencias que podáis tener. No conviene tomarlos contínuamente, todos los días de nuestra vida, para evitar excesos, pero de vez en cuando, pueden ser beneficiosos. La fruta y verdura congelada es la segunda mejor opción, en casos en los que no se puede conseguir fresca.

* Cultivar germinados en casa. (Alfalfa, lentejas, soja, trigo, garbanzos... Es facilísimo y rápido. Los germinados son inmensamente ricos en vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales, enzimas, oligoelementos... la lista es interminable. Y esto será totalmente ecológico si los cultivas en casa, y te aseguras de que las semillas que compres son de origen también biológico. Aqui tienes información muy útil: http://tinyurl.com/http-germinados

* Tomar regularmente algún "superalimento", como la hierba de trigo, la espirulina, o la clorela. Son alimentos con grandes cantidades de vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales, y proteínas. Lo mejor de la tierra y el mar, para nuestra salud.

* Dejar de tomar fritos y grasas animales. Contribuyen al deterioro de la salud. Los alimentos vivos son vida, los muertos son enfermedad. Por supuesto, yo siempre aconsejo la dieta vegana para acabar con enfermedades y alcanzar una salud óptima. Si no habéis dado el paso todavía, deseo sinceramente que lo consideréis. En este blog, y en todo internet, encontraréis multitud de webs y blogs que os proporcionarán toda la información necesaria para comenzar a dar el paso. El veganismo avanza a pasos agigantados. No es extraño. La gente, además de preocuparse por la crueldad hacia los animales, y no querer contribuir a ella de ninguna manera, está viendo que las personas se curan, pierden exceso de peso, se deshacen de enfermedades de las que no tenían esperanza en deshacerse jamás, porque la medicina tradicional no podía hacer nada por ellos. Abrazar la filosofía y el modo de vida vegano ha cambiado las vidas de mucha gente.

Ánimo, la salud perfecta está en manos de todos. Y cuando entras en esa espiral, ya no hay vuelta atrás. Es apasionante y fascinante. Cuida tu cuerpo, cuida a los animales, cuida el planeta. La vida es mucho mejor así.

Paz, amor y salud!

https://www.facebook.com/nutriconsultadecrisvegan







Comentarios

  1. Hola Cristina, me podrias decir cuales son los dos estudios? o facilitarmelos asi los puedo leer, porque nombras los estudios pero no citas los nombres ni los autores, te agradeceria muchisimo! gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Gisela! Primeramente disculpa la tardanza en contestar. Mi cada vez más atareada vida, no me permite dedicarle el tiempo que me gustaría al blog. Te pongo un enlace a los estudios (están en inglés, en Google Scholar (Google Académico).1- http://hortsci.ashspublications.org/content/44/1/15.full.pdf+html 2- http://www.myhealthyhome.com/wp-content/uploads/2011/02/NutrientDepletionofourFoods.pdf Espero que te sirvan, quedo a tu disposición. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las más vistas

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO