¿NOS GUSTAN LOS ANIMALES O NOS GUSTA POSEER ANIMALES?

Encarcelado de por vida... nada mas triste que un pájaro, el símbolo de la libertad, tras las rejas


Los seres humanos somos muy particulares. Llamamos a las cosas como nos conviene llamarlas, según lo que nos interese defender. En cuestión de animales, las cosas no son distintas. El hombre de hoy en día cambia los nombres a los trozos de animales muertos que ingiere, para que la noción de estar comiendo una parte de un cadáver no moleste ni a su conciencia ni a su apetito. Disponemos de nombres que disimulan lo que verdaderamente son, tales como bistec, paletilla, morcillas, solomillo, jamón, magro, panceta, etc. También es cierto que hay otros mas descriptivos, como muslo o pechuga, pero no suenan tan cruentos.

Y hablando de lenguaje conveniente, me causan perplejidad las personas que alegremente afirman que "les gustan los animales" y luego te enteras de que tienen pájaros enjaulados, serpientes en una caja o diminuto terrario, perros o gatos encerrados todo el día en mini balcones, peces en una pecera redonda, sin nada más que agua, iguanas, hurones, u otros animales exóticos metidos dentro de un apartamento...

¿Que definen ellos como "amor a los animales"? ¿Dicen que les gustan porque les gusta contemplarlos? Seguramente será eso, como el que le gustan los jarrones chinos, y va y se compra uno para poder verlo en su casa cada día. La diferencia es que los animales no son jarrones chinos. Ni siquiera son peluches. Están vivos, y tienen sus necesidades, y sus sentimientos, como nosotros. Un animal salvaje, por mucho que haya nacido en cautividad, nunca será feliz dentro de un piso. Lo tolerará, y no le quedará más remedio que vivir en su cárcel, como vive un preso, aguantando, pero con el alma triste y el cuerpo débil.

Que inmensa melancolía y desolación me produce ver al pájaro en la jaula, al elefante o al tigre en el circo, a un pez en una pecera, a un perro en un balcón, a un delfín o una orca en el delfinario de turno, haciendo payasadas para la gente. Y hablando de orcas, recuerdo la noticia de hace un par de días, cuando una orca acabó con la vida de su entrenadora. Una orca que ya había causado problemas en el delfinario, y a la cual se seguía sometiendo a realizar espectáculos, conociendo su naturaleza agresiva... agresiva porque no se adaptaba a vivir en esclavitud, a tener que hacer jueguecitos y bobadas para entretener a los seres humanos.

Que tristeza que te arrebaten tu libertad y te saquen de tu entorno para pasar a ser un payaso esclavo. Y que, cuando desesperado por el encierro, explota tu carácter salvaje y libre, y matas sin premeditación ni alevosía a la persona que te somete cada día, persona a la que se supone debes amar y respetar, porque te da pescaditos por hacer los truquitos, te llamen asesina. Al igual que llaman asesinos a los toros que, defendiéndose, acaban con la vida del torero.

Que injusto y que sin sentido. Los humanos adaptamos las palabras y las situaciones para que nos sirvan, convenientemente, a nuestros propósitos y caprichos, para poder defender lo indefendible, para poder seguir haciendo lo que nos da la gana con las vidas de los animales, sin sentir el más mínimo remordimiento.

¿Quien puede alegrarse al ver un pajarillo encerrado para siempre en una jaula? ¿A quien puede gustarle ver o tener en su piso a un animal salvaje? Solo a quien NO le gustan los animales, solo a quien NO ama a los animales. Solo a aquel que está convencido de que su condición de humano le da derecho a "poseer" a los seres de otras especies que le venga en gana, por el puro egoísmo de decir que "tengo una serpiente" o "tengo una iguana". Amigo, a ti no te gustan los animales, porque si no, no les harías lo que les haces.

Hay gente que me ha dicho que entonces tampoco es justo tener gatos y perros en casa. Ojo: no saquemos las cosas de contexto, ni metamos todo en el mismo saco: el que ha rescatado un perro o un gato de la calle, o de una perrera, ha proporcionado al animal una vida mejor. Si lo tiene en su casa, bien cuidado, tratándole con respeto y cariño, y con libertad de movimientos (sin estar encerrado en una habitación o balcón), tiene todo mi apoyo.

Las cosas hay que analizarlas con sentido común. Mucha gente se siente ofendida cuando le hablas de estas cosas. Y estoy convencida de que algunos de ellos no se han parado a pensar que un pájaro ha nacido para ser libre, no para pasar su vida encerrado en una jaula. Posee alas por una razón: para volar. Por eso, sugiero que os paréis a mirar a los ojillos de los pobres animales enjaulados: veréis como siempre son ojos tristes. También lo son los de los pobres gatitos o perritos que se encuentran en las tiendas de animales, en algunos mercadillos. Nacidos de una madre encerrada de por vida en una nave, utilizada como máquina de hacer cachorros hasta que se muera, cachorros que pasarán muchísimas horas en una jaula, hasta que llegue alguien que, con suerte, les vaya a cuidar toda su vida con cariño.

Y si no hay suerte, pasarán más y más horas en esas jaulas, solos, o con otros compañeros, tristes y muchas veces mal atendidos o enfermos (comprobado personalmente), y quien sabe lo que les deparará el destino si no son vendidos. No lo quiero ni pensar, porque se me parte el corazón. Que mezquinos somos los humanos, capaces de utilizar las vidas de los animales para contentar nuestros caprichos, desahogar nuestra violencia, entretenernos, o sacar beneficio económico de ellos.

Está claro, decir "me gustan los animales" es muy relativo: depende de quien provenga, pero para saberlo, solo hay que echar un vistazo a sus animales. Cuanto nos queda por aprender, cuanto nos queda por evolucionar...

Si queremos vivir en un mundo mejor, hay que acabar con el especismo. El día en que aprendamos a respetar a los animales, a no someterlos a nuestros antojos, y a permitirles vivir su vida en libertad, como nos gusta a nosotros vivirla, será el día en que podremos considerarnos seres avanzados. ¿Quien conocéis que respete y ame a los animales, que no respete y ame a las personas? Sin embargo, el que trata mal a los animales, también trata mal a las personas. ¿Que nos dice esto? Pues entonces. Ahí está la respuesta.

El día en que el hombre aprenda a ser humilde, olvide su maldito egocentrismo, y se de cuenta de que todas las especies compartimos este mundo, y todos, TODOS, tenemos derecho a vivir en libertad, el día en que el hombre deje de creerse Dios, ese día habremos salvado el planeta, y a nosostros mismos.

Cristina


Comentarios

  1. Hablas de cosas terribles y ciertas; Sin embargo, dentro de toda esa negatividad, con tus palabras consigues dar al fin un tinte positivo y esperanzador al tema, lo que me alegra profundamente. Y como estamos a principios de mes ;o), he podido disfrutar del video; Es encantador.
    Todos los ejemplos que apuntas son tristes y terribles desde luego, pero a mí siempre me ha producido un especial estupor el tema de los pájaros enjaulados; Me resulta como el absurdo por el absurdo; La belleza de un animal que vuela, la bellez que tiene volando, la metemos en una jaula... es demencial.
    Siento tristeza por la muerte sin sentido de la entrenadora de orcas, pero es una solemne estupidez la reacción de llamar a la orca "asesina"; Estas cosas desgraciadamente tienen que pasar, y lo extraño es que no ocurran mas a menudo. Pretendemos ir contra natura, para alimentación de nuestro insaciable egocentrismo, y es lo que a la postre nos encontramos: Una naturaleza desequilibrada, unas reacciones desquiciadas, todo fuera de su sitio.
    Tu lo has dicho muy acertadamente, "En nuestra mezquindad, somos capaces de utilizar las vidas de los animales para contentar nuestros caprichos, desahogar nuestra violencia, entretenernos, o sacar beneficio económico de ellos."
    ¿Qué esperabais? Observais ahora con estupor la muerte de la entrenadora. ¿Qué esperabais? Y el desahgo consiste en llamar asesina a la orca, en todos los medios de comunicación, me lo imagino. Y claro, se pedirá la hoguera para ella, tortura lenta, venganza...
    Qué ridiculo, que absurdo, que pena.
    Y me quedo al fin con tu último párrafo; Esperemos que ese día llegue, esforcémonos por ello.
    Magnífica entrada Cris, me ha encantado.
    Recibe un fuerte abrazo.

    Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Sin más, estoy al 10% contigo. Cuando sea el momento, expresaré el 90% restante que pienso y veo.

    Cuida de los que puedas, Cristina. Y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buena pregunta. Yo opino que, al margen de los animales que tradicionalmente están habituados a convivir con el hombre --hablo de perros y gatos exclusivamente-- el resto de los animales deben permanecer en su hábitat. La mejor forma de garantizar su existencia no es tenerlos en casa, sino hacer que la suya sea habitable. salu2!

    ResponderEliminar
  4. TAMPOCO deben estar encerrados en pisos los perros y gatos. No tienen menos derechos que los animales tradicionalmente considerados "salvajes>" sólo porque, a base de someterles durante siglos, hayan socavado ya antigüo instinto rebelde y necesitado de libertad.

    Si es sabido que "amar a una persona es dejarla libre" (sin matices, TOTALMENTE libre)... por qué aún tenemos reparos en considerar egoístas a los que POSEEN animales en su casa? Pertenecen al Creador, NO a los humanos.

    Enhorabuena, Cristina, fantástica tu labor.

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches:
    Parece que desbordas apasionamiento por la vida....

    Te doy mi más cordial abrazo desde el alma,no suelo leer mensajes muy largos, el tuyo me lo leí....

    Vivo en el bosque, en una casa perdida al pie del Pedraforca Barcelona y cogí una perra que la iban a sacrificar, otro de una perrera, otra muy pequeña con una mala ostia que pa que, a y una gata, me diras y este porqué cojones me suelta este rollazo, por lo siguiente soy de las personas que opino que un animal no es de la familia en si, es tu amigo a quien le debes amistad, cariño y comprensión....

    No hay que sacar las cosas de contexto, me duele horrores ver un perro abandonado y todo lo que dices es así y me siento como cuando tuve mi enfermedad, impotente....

    Tu block es hermoso, de hecho los amigos especiales muchos son hermosos y llenos de vida...

    Un abrazo desde el alma

    ResponderEliminar
  6. Si Jesús, lo cierto es que los humanos, como seres racionales, deberíamos cuidar y proteger a las criaturas más indefensas. En vez de ello, les destruímos, torturamos, abusamos de ellos, y si en ese abuso, algo sale mal, resulta que es culpa del animal. Lo mismo cuando un toro mata a un torero, y le llaman asesino (no me alargo más en ese tema porque la obviedad es insultante).
    Como siempre, muchas gracias por tu apoyo y tus apreciados comentarios, siempre tienes la palabra justa, y agradezco infinito que comentes mis artículos, es un honor para mi, te lo digo sinceramente. Yo también te sigo y admiro lo que haces, y te admiro como persona. No cambies!
    Abrazo fuerte, Cristina

    ResponderEliminar
  7. Farregui, amigo, gracias por tu comentario, y por tu 10% de apoyo! Pero, una vez más, me dejas en ascuas... espero que no tardes mucho en compartir conmigo ese otro 90%! :)
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  8. Araña: gracias por pasarte por aqui! Opino igual, hay que esforzarse en mantener los hábitats de los animales salvajes: no solo por ellos y su bienestar, sino también para garantizar el futuro del hombre. Que triste y horrible sería un mundo sin animales, sin naturaleza... si ahora somos como somos, imaginemos como seríamos sin ellos! Un mundo frío y triste. Realmente no nos damos cuenta de lo que significa la vida salvaje, y es que todo lo tenemos que controlar. Saludos, Araña!
    Cristina

    ResponderEliminar
  9. Álvaro, muchas gracias por tu comentario y tus palabras de ánimo! Tienes toda la razón en lo de que no deberíamos creernos con el derecho de poseer ninguna vida, sin embargo, en nuestras ciudades existen muchos animales abandonados, en condiciones miserables, y hasta que eso no se acabe, los que sentimos compasión por ellos seguiremos acogiéndolos en nuestras casas, para apartarlos del horror de vivir en un ambiente inhóspito y peligroso para ellos: coches que les pueden atropellar, bestias inmundas que les pueden hacer daño (entiéndase humanos salvajes), falta de comida y agua, exposición al frío o calor intensos)... Si tu vieras un gatito en medio de una calle, empapado por la lluvia...¿no te lo llevarías a casa? Estoy segura de que si. En estos casos, no hay mas remedio que tener animales en casa. Hasta que no se acabe con el comercio con animales (tiendas y criaderos que usan a unos padres para tener cachorros durante toda su vida, y sacar el máximo beneficio económico posible), no se acabará el problema de los abandonos de miles de animales cada año, y por lo tanto, los amantes de los animales (los verdaderos) tendrán que seguir acogiéndolos en su casa. Estoy segura de que tu no serías una de esas personas que compran un animal en una tienda. Y ojo, algunos de ellos realmente no se dan cuenta de lo que hacen: compran un animal pensando que lo están salvando, pero lo que realmente están haciendo es contribuir a que cierta gentuza se siga lucrando con la crianza abusiva de animales. En fin, podríamos hablar durante mucho tiempo sobre esto, pero no quiero abusar de tu paciencia.
    Muchas gracias por tu apoyo, y aquí tienes a una amiga.
    Cristina

    ResponderEliminar
  10. Hola Jordi, muchas gracias por tu apoyo, por tus amables palabras y por leer todo mi post! :)
    Sabes que, te envidio por poder vivir en el bosque, como me gustaría a mi!! Si tuviera una casita en el campo, podría rescatar a muchos animales de la calle... te admiro por lo que hiciste con esos pobres animalitos, seguro que te compensarán con creces, con todo su cariño! Lo de la mala leche de la pobre perra lo entiendo, imagina la que tendríamos tu y yo de haber pasado lo que ella! Y además una gata... amigo, tu eres grande!! Espero que te vaya muy bien con ellos, gracias por contármelo, me has alegrado el día, tienes un gran corazón!

    Un abrazo muy fuerte también para ti.
    Cristina

    ResponderEliminar
  11. Creo que el comentario que has hecho esta bastante bien, sin embargo, antes de hablar de un perro o un gato que viven en una casa y dudo que un perro al menos, se sienta mejor el solo en la calle, pero bueno eso es un tema a debatir. Lo que quiero decir es que antes de hablar de esos perros y gatos y de los toros (soy antitaurina) antes hablemos de las gallinas ponedoras, de sus condiciones y bienestar, de las vacas lecheras, de las cerdas y los animales de cebo, eso si que es una penuria, toda su vida sometida para luego que les sacrifiquen de la manera que lo hacen para que la gente se alimente de todos esos productos. Creo que antes se deberia considerar eso.
    un saludo

    ResponderEliminar
  12. Hola Anónimo,
    Tienes toda la razón en lo que respecta a la diferencia entre como vive un animal en una casa (ojo, también pueden vivir horriblemente mal), y los animales de granja, que en su mayoría tienen una vida (si se puede llamar así) de pesadilla, más horrible de lo que mucha gente puede llegar a imaginar.
    Pero si lees otros artículos de mi blog, verás que hablo del tema a menudo, con artículos y vídeos que muestran y denuncian las prácticas crueles y deplorables de los criaderos de animales destinados a nuestra alimentación, a las granjas de pollos, envasado de huevos, y a la industria láctea, posiblemente mucho más cureles que la industria cárnica.
    Por eso soy vegana y no vegetariana. Muchos vegetarianos no piensan en la crueldad de la vida de las gallinas ponedoras y las vacas lecheras, y piensan que no contribuyen al horror, porque para producir leche y huevos no se mata a ningún animal, pero a veces es mejor la muerte que una vida como la que llevan estos pobres seres.
    La gente lucha por los derechos de los delfines, de las ballenas, de los perros y los gatos, pero ¿que hay de los desgraciados animales de granja? ¿es que ellos no cuentan? Esta diferenciación tan estúpida nunca la he llegado a comprender.
    Aunque hay gente que simplemente no se ha puesto a pensar, para llegar a esta conclusión, y el día en que se encuentran con un vídeo de cámara oculta sobre el trato a los animales de granja, quedan en estado de shock. Es entonces cuando nacen muchos veganos.
    Para mi, realmente, el hacerse vegetariano es muy importante, pero el que lo hace por ética y humanidad, llega siempre, como meta final, al veganismo. Porque se informa, y se entera de como están las cosas, y no puede tolerar el formar parte de un desprecio tan bestial de el respeto a la vida y a los derechos de todo ser viviente.
    Así que, estoy contigo, pero de vez en cuando también hay que analizar otros temas, actitudes humanas con respecto a los animales, domésticos o no, y eso es lo que intento, cubrir todo lo que puedo, dentro de mis posibilidades.
    Un abrazo.
    Cristina

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las más vistas

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO