EL CUBO ROSA DE KENTUCKY FRIED CHICKEN (O la hipocresía y estupidez humana)


Crea tu propio cartel en: KentuckyFriedCruelty.com


Los que estamos involucrados en el mundo de la salud natural, nos asombramos cada día de la cantidad de barbaridades con las que se topa uno en internet y otros medios, cuando se trata de promover soluciones para la cura de enfermedades y recolectar fondos para una causa.
Si ya no me convencían demasiado los llamados "lazos rosas" (ahora explico el porqué), solo me faltaba ahora el "cubo rosa" de Kentucky Fried Chicken. De vez en cuando, las grandes empresas deciden hacer una campaña utilizando el famoso lazo rosa de apoyo a la investigación contra el cáncer. El supuesto fin es el de donar una parte de los ingresos recibidos por la compra de un determinado artículo, a la investigación contra el cáncer.

La verdad es que estas campañas son enormemente beneficiosas para la empresa en sí, ya que se aprovechan de la caridad de la gente para incrementar de forma considerable sus ventas, promocionando de paso el producto novedad, ya que suelen coincidir con la presentación de un artículo que la empresa acaba de sacar al mercado.

Todo esto no es ni mucho menos desinteresado. Lo poco que se suele donar de cada producto, es una cantidad ridícula comparada con lo que la empresa se embolsa por la gran publicidad y respuesta que recibe, ya que el público siempre responde a tales llamadas a la solidaridad. Y de paso, se echa fama de "solidaria". Hemos podido ver empresas de automóviles animando a la gente a comprar un coche de su marca, utilizando la promoción del lacito rosa, y la causa del cáncer, cuando los vehículos producen gases tóxicos cancerígenos. Se han vendido yogures apoyando la causa del cáncer de mama, que contenían hormonas RBGH, relacionadas con el incremento del cáncer de mama, e incluso, en EEUU, una pistola (no es broma), que se promocionaba en alianza con la investigación contra el cáncer y el lacito rosa.

La periodista Anne Landman, del Centro para el Periodismo y la Democracia, (prwatch.org) ,ha calificado esta estrategia de marketing como "pinkwashing" -lavado rosa- (juego de palabras derivado de "lavado de cerebro" -brain washing-)

la empresa siempre saca un gran tajo de todo ello, así que evidentemente no podemos decir que luchen por la causa, sino que se trata de una campaña publicitaria que les reporta grandes beneficios y una excelente imagen de cara al público. En fin, podríamos excusarles si realmente el dinero fuera bien utilizado por las organizaciones de investigación contra el cáncer, pero por desgracia, no es siempre así. Pero esto es tema para otro artículo.

Volviendo al cubo rosa. A la cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken se le ha ocurrido la genial idea de donar una cantidad de dinero a la organización Komen de Estados Unidos, que promueve la concienciación sobre el cáncer de mama, por cada cubo rosa de pollo frito que el cliente compre. Y la fundadora de la organización, Susan Komen, alegremente ha cometido la sensacional estupidez de aliarse con una empresa cuya comida promueve el cáncer. (Por cierto, KFC acaba de sacar su nuevo producto: el espectacular "Double Down", un sandwich frito que consiste en dos piezas de pollo frito rodeando a varias tiras de queso y bacon. La receta original tiene 32 gramos de grasa y 1.380 mg. de sodio. Se podría decir que es una gran contribución a la creación de más obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer en la población. ¡Bien hecho, KFC!).

¿En que cabeza cabe (no en una muy inteligente, desde luego) que una cadena de comida rápida, muchos de cuyos ingredientes son probadamente cancerígenos, como las grasas transgénicas, sea la imagen de la promoción anti-cáncer? Es como si una empresa tabaquera se aliara con una organización contra el cáncer, y donara parte de sus ventas a la investigación contra el cáncer de pulmón! Como mínimo, lo podríamos calificar de irónico. Yo lo calificaría de macabra burla.

Para empezar, sabemos que la cobertura del pollo frito de Kentucky se compone principalmente de almidones, harina, azúcar, sal, pimienta negra, glutamato monosódico.

Veamos la lista completa de sus ingredientes:

• Aceite de soja parcialmente hydrogenado (contiene grasas transgénicas)
• Sirope de Maíz alto en fructosa (relacionado con la diabetes)
• Glutamato Monosódico (MSG) (relacionado con el cáncer)
• Dióxido de Titanio (usado en productos solares)
• Amarillo #5 (colorante químico)
• Glicol de Propileno (usado como anticongelante)
• Grasa de ternera fundida
• Rojo #40 (otro colorante químico)
• Nitrito de sodio (relacionado con el cáncer de páncreas)
• Concentrado de proteína de soja (puede estar producido con hexano)
• Azúcar (refinada)
• Benzoato de Sodio (conservante químico)
• Maíz hidrolizado, Proteína de Soja y Trigo (pueden contener glutamato monosódico oculto)
• Extracto de ternera
• Sólidos de Sirope de Maíz (más azúcares procesados)
• Margarina líquida
• Caseinato de Sodio
• Extracto de Levadura Autolizada (otra fuente oculta de glutamato)

La receta perfecta para las enfermedades crónicas degenerativas, ya que la harina y el azúcar están altamente procesadas y refinadas, y el Glutamato es una excitotoxina que ha sido vinculada a la obesidad, el cáncer y las enfermedades neurológicas. Cuando se fríen almidones a altas temperaturas, se crean acrilamidas, sustancias químicas tóxicas que muchos profesionales de la salud aseguran que son cancerígenas. Un estudio científico demostró que el consumo de acrilamidas aumenta el riesgo de cáncer de riñón en un 59%. Las acrilamidas también han sido relacionadas con el cáncer de ovarios.

Así es que tenemos a una organización (por cierto, fundada por una empresa farmacéutica), cuyos fines, según ellos, es encontrar una cura contra el cáncer, que publicita comida que causa cáncer. ¡Coma más cubos rosas de Kentucky, y ayudará a encontrar una cura contra el cáncer!. Y de paso, ayúdese a si mismo a tener cáncer. El plan, desde luego, está muy bien montado. Publicidad para KFC, ingresos para Komen, más gente ingiriendo los ingredientes causantes de cáncer, más clientes futuros para Komen, cuyos ingresos, en su mayoría, no son destinados a investigar contra el cáncer, sino a pagar mamografías (causantes de cáncer también -**ver link abajo-). Futuro asegurado para Komen y su negocio.

Y no sólamente se alía Komen con una empresa que ofrece comida rápida totalmente insana y que puede causar cáncer, sino que elige a una de las más crueles del mercado. La crueldad de Kentucky Fried Chicken (Kentucky Fried Cruelty, o Crueldad Frita Kentucky), como se le llama entre los defensores de los animales, es bien conocida. Los vídeos con cámara oculta publicados ya por varias organizaciones, muestran la horrenda manera en que los animales son tratados en sus instalaciones: se les golpea bestialmente, se les estampa contra la pared estando vivos, se les rocía con sprays de pintura, se les arrancan extremidades, y se les corta el cuello con un cuchillo, para tirarlos a veces todavía vivos a calderas de agua hirviendo. La mayoría de veces en las que investigadores de incógnito han entrado en las instalaciones, han encontrado a los trabajadores llevando a cabo estas prácticas propias de salvajes y criminales.

La crueldad de KFC no tiene límites, pero a ellos eso les tiene sin cuidado. Incluso después de haber sido advertidos por sus propios consejeros para el bienestar animal, KFC sigue con las mismas prácticas. Varios de dichos consejeros han dimitido, horrizados por dichas prácticas, y frustrados y asqueados de que no se les hiciera ni caso.

Muchos personajes célebres se han unido a las campañas para denunciar estos hechos y detener las horrendas prácticas de la multinacional, incluyendo al Dalai Lama, Paul Mc Cartney, Phil Collins, Pamela Anderson, Black Eyed Peas, Patricia Manterola, Martin Freeman, Chrissie Hynde, y muchos más. Aqui podéis leer la carta que Paul Mc Cartney envió al fundador de la empresa a la que pertenece KFC, (Yum! Brands Inc), David Novak, al igual que tantas otras celebridades.

Y con todo esto, nos viene la "benefactora" organización Komen, para unirse a la industria de la crueldad y el cáncer. ¡Que bonito tándem! Si lo que pretendían, además de grandes beneficios, era limpiar la imagen de KFC, lo tienen pero que muy claro. Se han puesto ellos mismos en evidencia, ya sea por total imbecilidad, o por avaricia desmedida. Han metido la garra hasta el fondo.

Ahora, supongamos que quien ha montado este negocio, utilizando estas tácticas, fuera una empresa de suplementos herbales naturales. No habrían durado ni dos días, y sus directivos estarían ya en la cárcel, y tratados de estafadores y charlatanes. Pero las grandes farmacéuticas no tienen nada que temer. Ellos tienen toda la inmunidad del mundo, y nadie les va a tachar de aprovechados, de ni de cometer fraude. Mientras ellos, y otras empresas usen los lacitos rosas, estarán protegiendo su imagen pública bajo el manto de la falsa causa.

Si hemos de dar, demos directamente, y no a través de estas campañas de marketing camufladas.

Hasta el mismísimo Coronel Sanders, fundador de KFC, echa pestes de los que ahora poseen su empresa, vendida en 1964, y que alteraron su receta: "Ellos prostituyeron todo lo que yo tenía".(Ritzer, George, 2004. The McDondaldization of Society. New York: Pine Forge Press. p. 64.)

Y no solo es culpable KFC de vender porquería cancerígena, sino de la hipocresía más cínica, el más cruel maltrato animal, y la contribución a la desforestación en el Amazonas. Según una noticia de Greenpeace, "Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de bosques de Greenpeace, ha denunciado que “empresas norteamericanas como Cargill están devorando la Amazonia para plantar soja. La carne alimentada con esta soja termina en los estantes de los supermercados europeos y en los mostradores de empresas de comida rápida como Kentucky Fried Chicken".

"Cubos para la Cura". Es el lema de KFC y Komen. "Para acabar con el cáncer de mama para siempre", es su lema. Valientes hipócritas.


** Estudio verifica que las mamografías causan cáncer: http://www.naturalnews.com/027742_mammography_radiation.html

Otros enlaces:

http://thinkbeforeyoupink.org/ - "piensa antes de ir de rosa", organización que debido al increíble y creciente aumento del número de productos promocionados bajo el lazo rosa, pide más transparencia y claridad en sus cuentas a las empresas que toman parte en las campañas para recoger fondos destinados a la investigación contra el cáncer, y urge a los consumidores a hacerse preguntas críticas sobre estas campañas, y no caer tan fácilmente en ellas, sin una razón sólida.

http://www.kentuckyfriedcruelty.com/spanish.asp - Boicot a la crueldad

http://www.kentuckyfriedcruelty.com/c-celebs.asp - Celebridades contra la crueldad de KFC

http://www.greenpeace.org/espana/news/16-detenidos-en-una-acci-n-de - Greenpeace contra KFC

http://edition.cnn.com/2003/BUSINESS/10/17/anderson.kfc/index.html

http://www.kentuckyfriedcruelty.com/u-undercover.asp - Investigaciones de incógnito: todos los KFC implicados






Comentarios

  1. Lo primero darte las gracias por el magnífico trabajo que has hecho. Nunca había caído en mis manos un escrito tan completo y documentado; Y la verdad es que asusta. Nos hacemos una idea más o menos de que eso que nos dan no puede ser bueno. Nos hacemos una idea de la forma en que puede estar tratándose a esos animales. Pero lo que tu enseñas y cuentas aquí, rebasa los límites de toda imaginación; Y muchas veces no nos hacemos a la idea realmente del punto al que llegan las cosas.
    Nunca he probado nada de KFC porque el olor que desprende me causa repugnancia y ciertamente me revuelve las tripas, no me resulta en absoluto atractivo, pero después de ver y leer ésto, ni con olor a rosas frescas que le pongan vamos.

    Desgraciadamente, los países del segundo y tercer mundo se llenan y llenan cada vez más de este tipo de sitios. Concretamente donde yo vivo, causan furor especialmente los KFC. Estas franquicias son una enorme maquinaria económica y de marketing con el éxito prácticamente asegurado. Y no se enseña en absoluto lo que hay detrás, ni su valor nutricional, etc.
    Esta noche cenaré una lechuga de mi huerta Cris; A tu salud.

    Gracias de nuevo por el magnífico artículo.
    Besos de nuevo desde Africa.

    Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Jesús, amigo, que placer tenerte de nuevo por aqui! Espero que tu estancia en España haya sido estupenda, y que pena no habernos podido encontrar, pero ha dado la casualidad de que he tenido más trabajo que nunca y no he hecho ni un viaje! Se puede comprobar al ver la fecha de mi último post... un mes ya, y yo sin poder escribir nada! Llevo un mes con un artículo a medio escribir, y no hay manera! Me da mucha pena, de verdad.
    Como siempre, te agradezco de verdad tus comentarios, que siempre son constructivos, enriquecedores y alentadores, y es para mi un honor que los leas.
    Respecto a el que comentas, si que he querido documentarme bien, porque cuando se habla de algo tan grave, es necesario presentar argumentos y pruebas, y este es un caso especialmente desagradable, y hay que darlo a conocer. Tienes toda la razón en que este tipo de negocios hace su agosto en países en desarrollo, como en su momento lo fue en España, la gente se volvía loca con este tipo de sitios. Que triste que no haya nadie que pueda controlar y parar a estos gigantes poderosos que se ceban con la ignorancia de la gente, y en cuyas trastiendas ocurren todo tipo de horrores, tanto para los animales, en forma de tortura, como para las personas, en forma de asesinato a la salud.
    Harás bien en comerte esa lechuguita! :)
    En fin, me alegro mucho de que estés de vuelta, voy a pasarme por tu blog a ver que nos traes de nuevo, seguro que lo disfrutaré!
    Un abrazo enorme y bienvenido de nuevo!
    Cristina

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las más vistas

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO