LAS FLORES DE TUSKA

La preciosa foto que hizo mi padre: las flores de Tuska

Los que me seguís recordaréis que mi gata Tuska me dejó en diciembre del año pasado. También sabéis que Tuska y yo compartimos casas, viajes y experiencias durante casi 18 años, y que su partida me rompió el corazón, porque no pude acompañarla en sus últimos momentos en este mundo, después de tantos años juntas.

Ahora me gustaría compartir con vosotros esta maravilla: las flores de Tuska. Estos preciosos Narcisos han crecido justo donde ella está enterrada, en el jardín de la casa de mis padres. No hay más flores en este pedazo de tierra: solo las que han crecido justo encima de su cuerpecito. Flores blancas y hermosas que han salido para recordarme que la vida sigue, que la tristeza de la separación se convertirá en esperanza y alegría. Alegría de saber que todos los momentos compartidos, todas las experiencias vividas, y todo el amor de los seres queridos, sean humanos o animales, no desaparecerán jamás, y estarán ahí, siempre con nosotros, acompañándonos hasta que nos volvamos a reunir... en algún lugar, en algún tiempo... allí estarán, sin duda.

Comentarios

  1. Sin duda Cris, sin duda. Ese cariño es el que nos lleva. Y me hace treméndamente feliz verlo en otras personas.
    Emocionantes y preciosos recuerdos desde la belleza y serenidad de esas flores.
    Besos.

    Jesús.

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    vengo desde Alarih... Me he dado un paseo por tu blog, y me encanta.

    Hace tres años murió mi gato, Kepler, por estas fechas; era muy joven tenía cuatro años.

    Tu entrada es preciosa.

    Gracias por andar volando por aquí.

    Un beso, desde la Enterprise.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Jesús. Sinceramente aprecio tu sensibilidad y gran corazón.
    Besos,
    Cristina

    ResponderEliminar
  4. Hola Hipatía!
    Muchas gracias por tus palabras, te agradezco de verdad que te hayas tomado el tiempo de pasear por mi blog!
    Siento muchísimo que perdieras a tu Kepler, estoy segura de que sigue vivo en tu corazón. Los animales tienen un lugar muy especial en nuestros corazones. Seguro que era un encanto...además con ese nombre genial! :) Me encanta!
    Como verás he tardado en publicar los comentarios y en contestar... lo siento mucho, pero lo que empezó siendo un sitio donde escribía continuamente, se ha convertido en una entrada al mes, para mi desgracia, porque me gustaría dedicarle mucho más tiempo. Me repito más que el ajo diciendo esto, pero es verdad que mi trabajo ha aumentado mucho y no me queda prácticamente tiempo de entrar a mi querido blog.
    Muchas gracias a ti también por sobrevolar este humilde blog con nada menos que la Enterprise!
    Cuando quieras te puedes volver a teletransportar aquí, serás muy bienvenida! :)
    Un beso para ti también, farera! (es verdad que lo eres?)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Las más vistas

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO