CÉSAR CHÁVEZ, FILÁNTROPO Y VEGETARIANO



César Chávez fue el líder estadounidense defensor de los derechos del trabajador agrícola que más se hizo oír en la historia de este país. Él reunió a miles de agricultores en un poderoso sindicato que realizaba boicots y protestas pacíficas para convencer a los potentados productores agrícolas para que mejoren las condiciones de trabajo.
El hombre a quien el fallecido senador Robert Kennedy llamó“una de las figuras heroicas de nuestros tiempos”, estaba empeñado en poner fin a todos los tipos de violencia. Chávez creía que los animales, al igual que los trabajadores agricolas, eran víctimas que no tenían voz ni voto en esta sociedad.


En su dedicación absoluta a combatir la violencia, Chávez no se olvidó de los animales. Al igual que Mohandas Gandhi, pionero y maestro de la resistencia pacífica, Chávez sostuvo que la no violencia comienza por lo que comemos. Chávez se hizo vegetariano en 1968, “después de darme cuenta de que los animales, al igual que nosotros también sienten temor, frío, hambre y tristeza”. Él agregó: “Me siento seriamente comprometido con el vegetarianismo y el reino animal. Fue mi perro, Boycott, quien me llevó a cuestionarme qué derecho tienen los humanos de comer a otros seres con sentimientos”. Las palabras de Chávez son especialmente relevantes si se consideran las fábricas de animales y mataderos de nuestro país, en las que miles de animales nunca ven la luz del sol y mueren en agonía, lentamente.


Chávez dijo una vez: “La bondad y compasión hacia todos los seres vivientes es característica de una sociedad civilizada . . . El racismo, las privaciones económicas, las peleas de perros, las riñas de gallos, las corridas de toros, y los rodeos están cortados con una misma tijera: la violencia”.


Chávez, nacido el 31 de marzo de 1927 en una pequeña granja cerca de Yuma, Arizona, creció en los campos cultivados por trabajadores emigrantes. El hombre que luego se convertiría en el símbolo de la lucha de los trabajadores, dejó la escuela cuando terminó el octavo grado y a los 10 años se convirtió en agricultor, como sus padres. No tardó en comprobar que era un talentoso organizador, y a fines de la década del ’50 se convirtió en el director nacional de la Community Service Organzation (CSO) (Organización para el servicio a la comunidad). Ésta era una organización con sede en el barrio y que consistía de un grupo de autoayuda. Sin embargo, su verdadera carrera activista comenzó en 1962, cuando renunció tras no poder convencer a la CSO a que se comprometa a organizar a los agricultores.


Chávez entonces creó un sindicato de trabajadores agricultores cuyos estatutos fueron aprobados tanto por la American Federation of Labor (Federación Estadounidense del Trabajo) y el Congress on Industrial Organizations (Congreso de Organizaciones Industriales) (AFL-CIO) como por el United Farm Workers Organizing Committee (Comité Organizador de los Trabajadores Agrícolas Unidos). Chávez fue el presidente.Bill Monning, quien durante un año fue el defensor legal de la misión emprendida por Chávez, escribió: “…Fui alimentado espiritualmente por un nuevo y poderoso aliado y modelo ejemplar, César Chávez. César practicaba el vegetarianismo y usó el ayuno como medio para centrar el movimiento en la no violencia y en una forma de “activismo espiritual” que alimentó a un movimiento que tenía muy pocos recursos materiales. Más que un sindicato, el movimiento de trabajadores agrícolas incorporó las enseñanzas de Gandhi y del Dr. Martin Luther King junto con la Teología de la Liberación del Ministerio Emigrante”.


Al momento de su muerte, el 23 de abril de 1993, César Chávez había recibido los más altos honores otorgados por el gobierno estadounidense, la Presidential Medal of Freedom (Medalla Presidencial de la Libertad) y por el gobierno mexicano, el Águila Azteca. También fue distinguido por la comunidad de protección de los animales por su trabajo en nombre de los animales. Su reputación por ser un hombre directo, inteligente, bondadoso y devoto activista permanecería en la historia, convirtiéndolo en uno de los más notables vegetarianos y defensores de los animales en Estados Unidos. En California se creó el César Chávez Day of Service and Learning (el Día de César Chávez para el Servicio y el Aprendizaje), un feriado estatal oficial que honra el legado de César Chávez y que “promueve el servicio a las comunidades de California en honor a la vida y al trabajo de Chávez”. PETA se une a California en la celebración de su legado y las numerosas lecciones que César Chávez nos enseñó al convertirse en vegetariano.


Al igual que Chávez, creemos que “Sólo cuando eliminemos la violencia para con todos los seres vivientes, aprenderemos a vivir bien”.


Su legado perdura en el tiempo al igual que sus palabras. Haga clic aquí para solicitar un información sobre vegetarianismo para principiantes.
Haz click aquí para leer acerca de Alfredo Kuba, el ganador del primer Premio “Sí, Se Puede”.

Comentarios

Las más vistas

SOBRE LA PROHIBICIÓN DEL HYDROXYCUT

TESTIMONIO REAL SOBRE CURACIÓN DE LEISHMANIOSIS CON MMS

EDGAR KUPFER-KOBERWITZ, EL HOLOCAUSTO ANIMAL, Y EL CEREBRO VEGANO